Únase a getAbstract para acceder al resumen.

Circus Maximus

Únase a getAbstract para acceder al resumen.

Circus Maximus

El negocio económico detrás de la organización de los Juegos Olímpicos y la Copa Del Mundo

Brookings Institution Press,

15 mins. de lectura
10 ideas fundamentales
Audio y Texto

¿De qué se trata?

Ser anfitrión de las Olimpiadas o de la Copa Mundial de Fútbol generalmente crea un desastre financiero municipal y nacional.

Clasificación editorial

8

Cualidades

  • Analítico
  • Innovador
  • Revelador

Reseña

¿Qué pasa con las instalaciones después de los Juegos Olímpicos y la Copa Mundial? Andrew Zimbalist, economista del deporte y profesor de economía, explica por qué albergar estos enormes eventos deportivos suelen producir una pesadilla política, social y económica, y arroja luz sobre un sistema corrupto que pide a gritos una reforma. Aunque su estilo podría resultar árido, usted quedará impresionado por la cantidad de dinero, recursos y fuerza laboral desperdiciados en nombre de un prestigio fugaz y un deporte glamoroso. getAbstract recomienda este reportaje autoridades gubernamentales, estatales, locales y deportivas, a activistas comunitarios y todo aquel preocupado por los nexos entre el gasto público y las ganancias privadas.

Resumen

Poco rendimiento por la inversión

La competencia por albergar los Juegos Olímpicos era virtualmente inexistente hasta el éxito de las Olimpiadas de 1984, en Los Ángeles. La ciudad logró una modesta ganancia de US$215 millones por tres razones principales: el Comité Olímpico Internacional (COI) prometió garantizar cualquier pérdida financiera; la ciudad utilizó instalaciones existentes; y Peter Uberroth, presidente de Comité Organizador de Los Ángeles, aseguró tratos con patrocinadores corporativos. Los líderes de otras ciudades y algunos países han buscado agresivamente ser anfitriones en estos eventos. Algunas ciudades gastan hasta US$100 millones para postular una candidatura, y eso no es nada comparado con el costo de montar el gigantesco evento.

El costo de albergar la Copa Mundial de la FIFA cada cuatro años también se ha disparado. En 1994, Estados Unidos gastó varios cientos de millones de dólares para albergar el evento. Brasil gastó entre US$15 mil y US$20 mil millones en el 2014, y Catar quizá invierta más de US$200 mil millones en el 2022. Los promotores proclaman los beneficios financieros que las Olimpiadas o la Copa Mundial le...

Sobre el autor

Andrew Zimbalist, profesor de economía en el Smith College, es consultor industrial. También es autor de Unpaid Professionals: Commercialism and Conflict in Big-Time College Sport.


Comentarios sobre este resumen

Más sobre esto

Los clientes que leyeron este resumen también leyeron