Resumen de El 8º hábito

¿Busca el libro?
¡Tenemos el resumen! Obtenga la información clave en 10 minutos.

El 8º hábito resumen de libro
Comience a saber más:
o vea nuestros planes

Rating

9

Cualidades

  • Interesante
  • Importante
  • Aplicable

Reseña

Un cínico respecto a las secuelas diría que Steven Covey usó apenas poco más de 300 páginas para explicar sus primeros siete hábitos y más de 400 y un CD para exponer el octavo; pero, cinismo aparte, este libro –El 8º hábito– vale cada página. Dele crédito a Covey: pudo haberse dormido en sus laureles y escribir libros insípidos sobre cómo dirigir, que serían éxitos de ventas, pero evitó la mediocridad y dice la verdad. Casi todos los empleados padecen un gran dolor emocional trabajando en sus empresas, dice, porque los tratan como objetos, no como seres humanos. Añade su prestigio a la idea de que el trabajador capacitado es un nuevo modelo del cambio en el contrato tácito entre él y su empleador y basa ese nuevo paradigma en el respeto por la persona humana: mente, cuerpo, corazón y espíritu, no solo la parte que trabaja de nueve a cinco. Su voz es poderosa y única y también está comprometido en ayudar a otros a encontrar su voz única. getAbstract lo recomienda ampliamente a todos en el lugar de trabajo.

Sobre el autor

Stephen R. Covey es cofundador y vicepresidente de FranklinCovey Co. y fundador y ex director ejecutivo del Centro de Liderazgo Covey. Su libro, Los siete hábitos de la gente altamente efectiva, vendió más de 15 millones de ejemplares en todo el mundo.

 

Resumen

Hemorragia moderna

El problema de la gestión es que aun funciona con el defectuoso paradigma de la era industrial. Piense en los médicos de la edad media que practicaban la sangría. Por bárbaro que parezca hoy, el uso de sanguijuelas para extraer sangre del enfermo seguía el paradigma de la época: se debía extraer la sangre contaminada. Con la nueva teoría de los gérmenes, el paradigma cambió y salvó millones de vidas.

Un paradigma es potente: el de la era industrial sostenía que la persona era un insumo similar a las materias primas como el acero y la energía y, por ende, era tratada como cosa, no como individuo cabal consistente en corazón, mente, cuerpo y espíritu, sino como objeto que debía ser controlado y pocas veces confiables. Aun cuando, sin duda, las circunstancias han cambiado desde la llegada de la era industrial, el paradigma básico sigue vigente: los trabajadores son objetos que se debe examinar y gestionar para que funcionen con eficacia.

Ese enfoque es cada vez menos funcional en la era del trabajador informado o capacitado: según el viejo enfoque, los empleados sufrían mucho dolor y frustración en todas las empresas, sin importar lo exitosas ...


Más sobre esto

Del mismo autor

La 3a Alternativa
8
Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva
10
Gran trabajo, gran trayectoria profesional
8

Los clientes que leyeron este resumen también leyeron

Producto de nuestra mente
8
El liderazgo distorsionado
8
Reinventar las organizaciones
8
Buenas personas, malos gerentes
8
Qué hacer cuando las máquinas hacen todo
8
El empleo del futuro
8

Canales relacionados

Comentarios sobre este resumen