Únase a getAbstract para acceder al resumen.

El flujo del conocimiento organizacional

Únase a getAbstract para acceder al resumen.

El flujo del conocimiento organizacional

Wiley,

15 mins. de lectura
10 ideas fundamentales
Texto disponible

¿De qué se trata?

Usted no puede gestionar el conocimiento, pero sí puede gestionar el flujo del conocimiento.

Clasificación editorial

7

Cualidades

  • Amplio
  • Innovador
  • Ejemplos concretos

Reseña

El mercado ofrece numerosos libros sobre la gestión del conocimiento, pero este manual presenta un cambio estimulante. Muchos de sus competidores tienen en común la debilidad conceptual contra la que alerta el autor Frank Leistner: Tratan el conocimiento como si fuese lo mismo que la información y se refugian en la abstracción, en lugar de abordar los complejos retos inherentes a la transferencia del conocimiento. Leistner aprovecha su experiencia en ToolPool, iniciativa para compartir el conocimiento del Instituto SAS, para poner ejemplos concretos; se muestra pragmático y realista sobre los retos que implica y hace sugerencias específicas. getAbstract recomienda su libro a los interesados en la innovación o la cultura corporativa, a gerentes de organizaciones de capacitación o administradores de iniciativas de gestión del conocimiento.

Resumen

Flujo del conocimiento, no gestión del conocimiento

Muchas organizaciones abordan erróneamente el conocimiento. Duplican esfuerzos y pierden oportunidades debido a la ignorancia o, algo más destructivo, porque alguien en la organización tuvo una idea valiosa que nunca compartió. ¿Por qué ocurre eso? Muchos confunden el concepto de “conocimiento” con el de “información”. Ésta se puede registrar y transferir; el conocimiento, no. El conocimiento depende de la actividad de una mente. Existe cuando relaciona la información con sus experiencias pasadas. El conocimiento “no puede gestionarse”; el término “gestión del conocimiento” contiene un concepto erróneo inherente. Ello impulsa a la gente a crear definiciones del término que incluyen lo que quieren o necesitan abordar. Así, enfocan el conocimiento de una manera disfuncional.

El conocimiento sólo existe “en el contexto de la mente”; “es tácito (implícito) por naturaleza”. Su difusión requiere procesos de conversión; debe convertirse en información que pueda compartirse. Quien tiene un conocimiento lo convierte en información para compartir. Luego, otra persona convierte esa información en conocimiento en su mente. El...

Sobre el autor

Frank Leistner es director de conocimiento del Instituto SAS. Solía programar sistemas operativos para computadora pero en 1993 pasó a la programación de programas para el usuario final. Desde 1997 ha estado dirigiendo las iniciativas de gestión del conocimiento en el Instituto SAS.


Comentarios sobre este resumen

Más sobre esto