Únase a getAbstract para acceder al resumen.

El pequeño gran número

Únase a getAbstract para acceder al resumen.

El pequeño gran número

Cómo llegó el PIB a dominar el mundo y qué podemos hacer al respecto

Princeton UP,

15 mins. de lectura
10 ideas fundamentales
Texto disponible

¿De qué se trata?

¿Es siempre mejor un mayor PIB? No necesariamente.

Clasificación editorial

9

Cualidades

  • Innovador
  • Aplicable

Reseña

El producto interno bruto (PIB) es una medida compleja de la producción económica total: la suma de todos los bienes y servicios que produce un país. La mayoría de las naciones y la gente entiende y acepta la lógica del PIB de que entre más haya de todo, mejor, pero falla en entender sus complejos cálculos. El PIB tiene defectos serios, dice el profesor de historia económica de la Duke University, Dirk Philipsen. Entre otras consideraciones, el PIB mide solo el intercambio de dinero y no le resta los costos sociales compartidos que implica el crecimiento, como la contaminación, al valor de la producción económica. El otorgar un valor a recursos invaluables, como el aire respirable, es uno de los retos al desarrollar un índice de desempeño superior al PIB. Philipsen ofrece una interesante historia del PIB al tiempo que disecciona sus fallas y abusos. getAbstract recomienda sus exploraciones del PIB a lectores –incluso aquellos sin antecedentes en economía– que deseen aprender qué incluye y qué ignora el PIB, y por qué la búsqueda sin cuestionamientos del crecimiento según las medidas del PIB podría resultar peligroso.

Resumen

La lógica del PIB

El PIB es la medida de producción económica más importante. Es una medición ciega que registra la totalidad de bienes y servicios que un país produce y calcula el crecimiento, pero no toma en cuenta los costos sociales, como la pobreza y la destrucción del medio ambiente. Más importante que la conformación del PIB es la extendida aceptación de su lógica, que promueve un crecimiento sin fin en un planeta con recursos limitados.

La dependencia mundial del PIB magnifica sus imperfecciones. Aunque es un invento de Estados Unidos, los países alrededor del mundo calculan su crecimiento económico de maneras casi idénticas al PIB. Mientras el crecimiento del PIB se convierte en una meta central de las políticas públicas, quienes hacen las políticas le ponen menos atención a metas más desafiantes, como el mejoramiento del bienestar humano. El crecimiento económico impulsado por los mercados tiene beneficios bien conocidos, como mayor riqueza, el mejoramiento de los niveles de vida y una amplia oferta de opciones de consumo. Pero también tiene sus costos, como la implacable inequidad en los ingresos, la pobreza y la destrucción del medio ambiente.

¿Es...

Sobre el autor

Dirk Philipsen, profesor de historia económica de la Duke University, es investigador del Instituto Kenan de Ética e investigador principal en arte y ciencias. También escribió We Were The People, acerca de la caída del comunismo en Alemania oriental.


Comentarios sobre este resumen

  • Avatar
  • Avatar
    S. A. hace 6 años
    El autor presenta algunos comentarios validos, sin embargo el PIB nunca se diseño para medir eso. Tambien hace varias aseveraciones sin demostrar o al menos polemicas. Mi opinion personal es que el PIB es un indicador necesario, pero de ninguna manera suficiente para medir el desempeño de una economia.
  • Avatar
    L. C. hace 7 años
    Un país que valora el aire y el agua limpios y vidas dignas para sus ciudadanos debería dar prioridad a esos valores en sus métricas económicas. Al final, obtenemos lo que medimos.

Más sobre esto

Los clientes que leyeron este resumen también leyeron