Resumen de Enciclopedia

¿Busca el libro?
¡Tenemos el resumen! Obtenga la información clave en 10 minutos.

Enciclopedia resumen de libro

Clásico de la literatura

  • Filosofía
  • Ilustración

De qué se trata

Organizar los conocimientos del mundo

En la era de internet, Google y Wikipedia reclaman el derecho de organizar los conocimientos del mundo. El mismo objetivo se fijaron Denis Diderot y sus colegas en el siglo XVIII con la publicación de la Enciclopedia. Es el gran proyecto por excelencia de la Ilustración. El siglo XVIII se enfrentó a una explosión de conocimientos sin precedentes que valía la pena procesar. La pretensión de la Enciclopedia consistía en relacionar los conocimientos del mundo en lugar de simplemente tratarlos como en un diccionario, de ahí las numerosas referencias cruzadas en los artículos. Una enorme cantidad de ilustraciones debían hacer que todo fuera lo más gráfico posible. Los autores de la Enciclopedia, entre ellos Voltaire y Rousseau, no se arredraron ante las agudas declaraciones políticas. Su concepto de libertad era antimonárquico y antieclesiástico. De esta manera la Enciclopedia se convirtió también en el combustible intelectual para la revolución.

Ideas fundamentales

  • La Enciclopedia es el buque insignia filosófico-literario de la Ilustración.
  • Contenido: Durante aproximadamente 20 años, Denis Diderot y sus coautores se atrevieron a intentar registrar léxicamente los conocimientos de la época. Se tuvieron en cuenta los oficios y profesiones y también las ciencias naturales de la época, así como los temas filosóficos importantes.
  • Además de la descripción comprensible para todos de los conocimientos, el objetivo principal de Diderot era relacionar entre sí los artículos lo más estrechamente posible a través de un sistema de referencias.
  • Gracias a la colaboración de los intelectuales más destacados de Francia, se creó una obra subversiva de considerable fuerza política.
  • La Enciclopedia está ordenada alfabéticamente por palabras clave y contiene una gran sección ilustrada con grabados en cobre.
  • Diderot buscaba constantemente artículos ejemplares; sin embargo, en vista del gran número de autores, tuvo que aceptar diferencias en la calidad de los textos.
  • Los autores, los llamados enciclopedistas, se oponían vehementemente a la esclavitud, la superstición, el fanatismo religioso y la hipocresía del clero.
  • La Enciclopedia se produjo bajo la presión de la censura que prevalecía en ese momento, pero también recibió un gran apoyo de la aristocracia europea.
  • El éxito financiero y el beneficio espiritual fueron grandes; la Enciclopedia contribuyó a allanar el camino para la Revolución francesa.
  • Cita: “Todas las ciencias se engranan: son ramas continuas que surgen de un solo y mismo tronco”.
 

Resumen

Aguaxima

Este es el nombre de una planta que crece en Brasil. No se sabe más de ella. Que aparezca en una enciclopedia es, en realidad, inútil y solo tiene interés para las personas que prefieren leer una estupidez que no tener en absoluto ningún artículo.

Derecho natural

El derecho natural es de suma importancia. Se habla mucho de él, pero es difícil de determinar. La decisión sobre el bien y el mal, sobre la felicidad propia a costa de la felicidad de los demás no está a disposición del individuo. Porque entonces todos tendrían que estar preparados para ofrecer todos los sacrificios, incluso el sacrificio propio, para posibilitar la felicidad de los demás. El derecho y el derecho natural no pueden depender de la voluntad de un solo individuo, sino solo de la voluntad general. Para las personas y los legisladores solo él puede servir de pauta para el comportamiento de la sociedad, para los deberes hacia ella y los límites en los que ella se mueve. Por consiguiente, las leyes deben hacerse para todos y no para el individuo. La voluntad general se expresa en las leyes de las naciones civilizadas, así como en las costumbres legales de los pueblos. El derecho natural debe y solo puede entenderse con la razón.

Eclecticismo

Entre los pensadores independientes están los eclécticos, que son verdaderos filósofos porque no son seguidores de una determinada escuela de pensamiento, como por ejemplo los estoicos, los cínicos o los platónicos, sino que se forman una opinión personal para todo sin prejuicios. Bajo el dominio de la religión cristiana, este tipo de pensamiento perdió importancia. Fue reanimado a fines del siglo XVI por hombres como Bruno, Bacon, Hobbes, Descartes, Leibniz y algunos otros. Donde los eclécticos todavía veían lagunas abiertas en el corpus del conocimiento tradicional, confiaban en la experiencia y en el estudio de la naturaleza. Este tipo de investigación es un asunto de hombres especialmente diligentes. Comparar y combinar los hechos encontrados es, en cambio, un asunto de hombres geniales. Solo muy pocos individuos, como Demócrito, Aristóteles y Francis Bacon, reúnen ambos tipos de eclecticismo. Se espera que el eclecticismo siga extendiéndose, y también debería hacerlo. Si bien la filosofía requiere, por lo general, mesura y proceder sistemático, a veces el genio acelera el progreso de la filosofía.

Enciclopedia

La palabra “enciclopedia” proviene del griego y consta de “en” (en), “kyklos” (círculo) y “paideia” (instrucción, conocimiento). El significado es “vinculación de las ciencias”. Los conocimientos dispersos deben reunirse, hacerse sistemáticamente accesibles a los contemporáneos y transmitirse a la posteridad. La elaboración de un diccionario que cubra todos los campos del conocimiento requiere la cooperación de varios autores. Esta sociedad de eruditos, artistas y profesionales de todo tipo no debe tener mayor interés que el de trabajar juntos por el bien de la humanidad y estimularse mutuamente para producir los mejores textos posibles. El gobierno debe mantenerse totalmente apartado de la empresa. Los gobernantes se guían, en general, por sus necesidades de representación, no por el beneficio real de algo. Los diccionarios, es decir, las enciclopedias caen rápidamente en desuso, como se puede apreciar al comparar obras más antiguas con los conocimientos modernos. Últimamente, el nivel de educación e incluso el lenguaje han cambiado rápidamente. Por eso, el tiempo de trabajo en una enciclopedia debe reducirse con varios autores que escriban en ella al mismo tiempo.

De un millar de personas educadas sale un ilustrado, de cien ilustrados un clarividente y de cien clarividentes un genio”.

Al lenguaje y a la escritura les deben los hombres el intercambio de experiencias e ideas, la comunicación. El lenguaje es la herramienta de los seres humanos para la transmisión de conocimientos. El vocabulario de un pueblo es la imagen fiel de sus conocimientos. Cada concepto, todo lo que ocurre en la naturaleza y todo lo que ha sido inventado por los hombres tiene un nombre. La enciclopedia pone todo esto en un orden general. Es como una máquina en la que todas las partes individuales trabajan juntas. Una parte especialmente importante de la enciclopedia son las referencias. Hay referencias a cosas y referencias a palabras. Las referencias a cosas sirven para explicar y vincular con contextos más cercanos o más lejanos. Las referencias a palabras evitan, en particular, la explicación repetida de términos técnicos.

El hombre nació para pensar de manera independiente”.

Si bien los editores de tal enciclopedia se esfuerzan por mantener de manera constante una calidad alta de los artículos, también están conscientes de que existe cierta heterogeneidad debido a la gran cantidad de autores, cada uno con distintas capacidades de exposición. Lo aceptan para poder presentar siempre artículos originales de expertos y no copias uniformemente editadas de diccionarios antiguos o traducciones incorrectas de artículos ya existentes. Por consiguiente, para la primera edición de esta enciclopedia se contrataron muchos colaboradores y se elaboró una gran cantidad de ilustraciones. Las exigencias para excluir ciertas áreas del conocimiento, por ejemplo, la teología, fueron rechazadas. Casi con los mismos argumentos se podrían haber excluido las contribuciones a la mitología, que nadie puede desear en serio. Tampoco se rechazaron los artículos sobre objetos cotidianos supuestamente banales como el arte culinario y la moda, porque pueden llegar a tener un gran valor histórico para las generaciones posteriores.

Un diccionario universal y examinado a fondo de las ciencias y las artes no puede ser la obra de una sola persona”.

El estilo de una enciclopedia no tiene que ser demasiado seco, neutral ni lacónico, sino que debe ofrecer variedad, de la misma manera en que las cosas de la vida son distintas y presentan un panorama variado. Los conceptos especialmente difíciles o abstractos deben explicarse de una manera comprensible para todos. El juego de equilibrio crucial consiste en encontrar el equilibrio justo entre el entretenimiento banal y la contemporización con el público, por un lado, y la instrucción seca, por el otro. El objetivo debe ser una instrucción que despierte el interés del lector a través de conmoverlo. Incluso un censor puede resultar útil para una obra, en tanto no se considere como una especie de superredactor o supereditor. Por eso, desde el principio solo se le envían los pliegos impresos, no los manuscritos. Lo mejor es que tenga sentido común y una cierta comprensión de la particularidad de la obra de la que se trate.

Esclavitud

La esclavitud atenta contra la libertad del hombre. Es ilegal y contraviene toda moralidad, las leyes de la naturaleza y un buen sistema de gobierno. La libertad de ser independiente y no estar sujeto a nadie ha sido un bien supremo desde hace mucho tiempo, incluso antes del nacimiento de Cristo. Ni los jefes africanos tienen el derecho de convertir en propiedad a sus súbditos para venderlos, ni los compradores tienen el derecho de convertirse en sus dueños. La libertad es un derecho inalienable de todo ser humano. Finalmente, también incluye el derecho a la vida. Solo los delincuentes pueden ser privados de su libertad o incluso de su vida como castigo de las leyes que también los protegían hasta la comisión de su acto.

Fanatismo

El fanatismo es básicamente una superstición puesta en práctica. En su afán ciego los fanáticos son incontrolables. Son completamente dogmáticos y sustituyen el discernimiento sensato con una imaginación abusiva. Si aspiraran a conocer la verdad, nunca podrían volverse fanáticos porque la verdad convence por sí misma. La moral de los fanáticos está tan pervertida que no les asusta enviar a otros a la muerte o torturarlos. Decretan prescripciones sin sentido o exageran pequeñas infracciones como crímenes. Puesto que no conocen la verdad ni quieren conocerla, los fanáticos son totalmente intolerantes frente a cualquier otra religión. Quien no está a favor de ellos automáticamente está contra ellos. Por eso persiguen a otros con celo fanático. Como una variante moderna del fanatismo, existe una forma equivocada de patriotismo, en la que las personas se apasionan ciegamente por su país solo porque nacieron en él.

Fe

Quien cree en algo está convencido de su verdad sin haber hecho el esfuerzo de utilizar la razón. Por eso la fe siempre va acompañada de una mala conciencia. Creer en algo sin haberlo revisado es tan reprobable como no creer en algo probado.

Filosofía de los caldeos

La historia del pensamiento filosófico empieza con los caldeos, que fueron, por así decirlo, los sacerdotes de los babilonios. Al igual que los sacerdotes de todos los pueblos de la Antigüedad, pusieron la religión al servicio de los gobernantes y, en cierto modo, encadenaron la razón, mientras simulaban deidades protectoras y espíritus buenos y malos a los que la gente ofrecía sacrificios y mediante los cuales encubrían el verdadero conocimiento divino. En este sentido los caldeos todavía no se merecen la denominación de “filósofos” en el verdadero sentido de la palabra, porque tienen bajo su tutela el pensamiento de las personas. Las personas tienen la capacidad de pensar por sí mismas, y fueron los griegos y los romanos los primeros en ponerla en práctica. Fueron los primeros en creer solo lo que veían, aun cuando para ellos el camino a la verdad estaba repleto de errores.

Genio

El genio es una capacidad especial del alma para estar totalmente abierto y experimentar sensaciones de todas partes. El genio sobreviene de manera espontánea o se expresa espontáneamente. Al genio le repugna la regularidad y lo refinado, rompe las reglas.

Humanitarismo

El humanitarismo es un sentimiento de benevolencia hacia todas las personas. Está dirigido contra la superstición, el vicio y la violencia armada. Mejora a las personas de muchas maneras. Por lo general, se ancla más en la mente que en el corazón.

Ilustrado y clarividente

“Ilustrado” y “clarividente” son conceptos complementarios. “Ilustrado” se refiere más bien al conocimiento adquirido y al conocimiento de los libros, mientras “clarividente” al conocimiento natural. “Ilustrado” se refiere a lo que ya sucedió; “clarividente” a los acontecimientos futuros. No todas las personas educadas son ilustradas, y solo pocos clarividentes son genios.

Superstición

La superstición surge de la imaginación; se trata de una especie de imaginación mal orientada. Es superstición la creencia en espíritus invisibles y en días afortunados o desafortunados. La superstición es incluso peor que el ateísmo, que al menos permanece pasivo y no viola ni las costumbres ni las leyes. Por el contrario, la superstición intenta reprimirlas. Ningún monarca tiene realmente la capacidad de controlarla.

Tolerancia

Si solo hubiera intolerancia hacia los puntos de vista, las actitudes y las religiones de los demás, pronto habría disturbios y discordia en todas partes, hasta llegar a la guerra. A pesar de la doctrina del fundador de su religión, que exige indulgencia y amor al prójimo, son precisamente los cristianos los que no toleran otras ideas y atormentan y subyugan a la humanidad con el pretexto de la religión. Sin embargo, la convivencia humana solo se puede lograr mediante el respeto a la tolerancia que se tiene hacia los demás. Mientras no se perturbe a la sociedad, debe respetarse la conciencia de los demás, especialmente cuando se trata de contenido especulativo que no afecte al Estado. Mientras sea difícil para el ser humano imperfecto identificar la verdad, también habrá diferentes puntos de vista. Dios de ninguna manera les ha encomendado a los llamados defensores de la fe que obliguen a los supuestos herejes a regresar al seno de la iglesia a sangre y fuego.

Tortura

Esta medida, que se aplica en procesos penales para hacer confesar a los acusados, no solo es inhumana, sino también completamente inadecuada. Un inocente que es de constitución débil confesará fácilmente a causa del dolor, mientras que un culpable que pueda soportar el dolor se escapará de una sentencia justa mediante una negación pertinaz.

Acerca del texto

Estructura y estilo

Al igual que en un léxico tradicional, las entradas de la Enciclopedia están ordenadas alfabéticamente. No hay una subdivisión adicional, por ejemplo, según el tema o los campos de conocimiento. La presente edición [alemana] contiene alrededor de 400 artículos, lo que solo es una fracción de la edición francesa completa que contiene aproximadamente 72 mil artículos. Tanto la edición completa como esta edición contienen una gran cantidad de grabados en cobre sobre todo tipo de temas. La extensión de los artículos varía desde unas pocas líneas hasta varias columnas o incluso páginas. La calidad textual de los artículos es muy diferente, un problema del que Diderot y sus coeditores estaban conscientes y la cual aceptaron. Mostraron una gran moderación en las intervenciones editoriales, salvo que el tema estuviera completamente equivocado. El estilo individual de cada autor –hubo más de 160, entre ellos artesanos y técnicos, que escribieron sobre sus campos de especialización– debía resaltarse y no unificarse en una objetividad anónima, como es el caso en las enciclopedias modernas. La variedad de voces debía reflejar la diversidad de la vida. A diferencia de los diccionarios modernos, en muchos artículos se menciona el nombre. Con frecuencia adoptan formas de ensayo, contienen ironía y polémica y, por consiguiente, de ninguna manera son estrictamente objetivos. Precisamente por eso vale la pena leerlos hoy, incluso si el estado del conocimiento de esa época está desactualizado.

Planteamientos de interpretación

  • La Enciclopedia se caracteriza por un gran afán de sistematización. Esto está en consonancia con la tendencia en ese momento de clasificar las cosas naturales. La taxonomía botánica y zoológica del sueco Carl von Linné es revolucionaria y ejemplar. El objetivo declarado de los enciclopedistas era explicar la interdependencia de todos los elementos del conocimiento; el medio para ello fue el sistema de referencias.
  • Los enciclopedistas subrayan la importancia del lenguaje como medio de intercambio de ideas y comunicación. En el contexto enciclopédico la palabra tiene una función clave. Representa realmente la cosa. Los enciclopedistas creen que el registro verbal y la descripción precisa de las características permiten asignar a todas las cosas un lugar y un valor en el mundo. Les preocupa algo más que una explicación conceptual o fáctica.
  • Los enciclopedistas no son continuamente materialistas ni se detienen únicamente en el mundo visible. Los conceptos metafísicos se toman en serio y se abordan exhaustivamente. No se niega en absoluto la existencia de Dios, con frecuencia lo describen como el “ser supremo” o el “primer ser”, pero sí se dirige una aguda polémica contra todas las formas de superstición, adivinación o engaño sacerdotal.
  • Los enciclopedistas se ven a sí mismos como filósofos, pero no como miembros o incluso maestros de una determinada escuela, sino como espíritus libres que contraponen las doctrinas existentes con sus ideas independientes.
  • La Enciclopedia es el buque insignia literario-filosófico de la Ilustración. Muchos artículos de la Enciclopedia con contenido político o anticlerical contienen un alto potencial subversivo. Con un gran énfasis en la libertad se escribe contra el absolutismo que prevalecía entonces y contra el poder de la Iglesia. Por consiguiente, se considera que la Enciclopedia es precursora de la Revolución francesa.

Antecedentes históricos

Una breve historia de la Enciclopedia

Durante casi dos mil años la obra completa casi enciclopédica del antiguo maestro de la filosofía Aristóteles (384-322 a. de C.) fue decisiva para la formación del conocimiento en Europa. Su influencia también se extendió a la floreciente cultura islámica de la Edad Media. A pesar de sus innumerables errores en sus opiniones sobre la naturaleza, Aristóteles fue considerado la autoridad indiscutible hasta bien entrada la época moderna. La compilación enciclopédica más importante de los romanos fue la Naturalis historia de Plinio el Viejo, elaborada en 77 d. de C. Junto al antiguo tesoro del conocimiento, proporciona muchas ideas interesantes sobre la vida cotidiana de los romanos.

El primer enciclopedista de la Edad Media europea fue el obispo Isidoro de Sevilla, que en sus Etymologiae (623 d. de C.), recogió, de acuerdo con la migración de los pueblos, los fragmentos restantes del conocimiento antiguo y los presentó por palabras clave. En esta enciclopedia se basan otras colecciones medievales de conocimientos, todas todavía en la tradición aristotélica. En el Renacimiento el conocimiento enciclopédico también se compiló en forma de crónicas mundiales de gran formato, gruesas y muy ilustradas. Las crónicas de Núremberg de Hartmann Schedel apareció alrededor de 1493. Aun más extensa y exitosa fue la Cosmografía (1544) del erudito universal de Basilea Sebastian Münster. En el mundo cultural islámico, el médico y erudito Avicena (980 a 1037), también conocido en Occidente, continuó la tradición enciclopédica.

En la Ilustración europea, el método de pensar cambió fundamentalmente a través de la observación crítica y sin prejuicios de personas como Galileo Galilei, Johannes Kepler e Isaac Newton, así como gracias a pensadores filosóficos como Francis Bacon y René Descartes. A partir de alrededor de 1730, este nuevo pensamiento llegó a las enciclopedias modernas. La primera y más completa enciclopedia en alemán fue la Grosse vollständige Universal-Lexicon Aller Wissenschafften und Künste (Gran lexicón universal completo de todas las ciencias y artes, desde 1732) de Johann Heinrich Zedler. El mérito de Friedrich Arnold Brockhaus fue publicar las enciclopedias muy extensas de la época, como los llamados diccionarios enciclopédicos, para el uso doméstico de las clases medias educadas de los siglos XIX y XX. Esta tradición editorial se interrumpió abruptamente en el siglo XXI con el advenimiento de Wikipedia, la enciclopedia de internet. Lo revolucionario en Wikipedia es, sobre todo, la apertura hacia los autores y el control recíproco, la velocidad de actualización, la posibilidad prácticamente ilimitada de palabras clave (sin la selección por parte de una redacción) y la distribución mundial en varios idiomas.

Origen

La iniciativa para la Enciclopedia salió del editor André Le Breton en 1743. Originalmente, la obra debía estructurarse según el modelo de un exitoso diccionario en inglés de Ephraim Chambers. Le Breton contaba con el privilegio de impresión del rey que se requería. En 1747 Diderot se hizo cargo de la obra, en 1750 se unió el naturalista Jean-Baptiste le Rond D’Alambert, también como socio capitalista. Poco a poco el círculo de autores se extendió a más de 160 enciclopedistas, entre ellos las más famosas personalidades de la Ilustración francesa como Voltaire y Jean-Jacques Rousseau. Por primera vez también se incluyeron enciclopédicamente con premeditación todas las profesiones artesanales y técnicas. Estos artículos fueron escritos por especialistas o ejecutantes de las respectivas profesiones o por otros autores después de consultar exhaustivamente a dichos especialistas o ejecutantes. La Enciclopedia estuvo bajo la presión de la censura y las contramedidas de la Iglesia; la obra fue prohibida. Por otra parte, los enciclopedistas recibieron apoyo financiero y político de nobles influyentes, principalmente de la zarina Catalina II y de madame de Pompadour. El primer tomo apareció en 1751, el último en 1772. El abundante material ilustrativo contribuyó significativamente al éxito de la obra.

Historia de la influencia de la obra

Difícilmente puede exagerarse la importancia de la Enciclopedia para la Ilustración y para el curso de la historia. Además, constituyó un gran éxito económico con hasta cuatro mil suscriptores, es decir, encargos fijos y reimpresiones en el extranjero. En ese momento, no era necesaria una traducción pues el mundo educado de Europa hablaba francés. Para el editor fue el negocio del siglo. La Enciclopedia estaba dirigida básicamente a todo el público educado –y adinerado– de Europa. En los artículos individuales con palabras clave aparentemente inofensivas se ocultaban críticas antimonárquicas y antieclesiásticas; algunos artículos circulaban por separado como ediciones pirata. La Enciclopedia hizo, por primera vez, un esfuerzo consciente para quitarle a la Iglesia la potestad de interpretación sobre el conocimiento, y en muchas partes contiene el programa espiritual de las revoluciones de Estados Unidos y Francia con sus declaraciones de libertad y derechos humanos.

Sobre el autor

Denis Diderot nació en Langres el 5 de octubre de 1713 como hijo de un maestro cuchillero acomodado. Después de sus años escolares se fue a París donde estudió filosofía y ciencias naturales. Rechazó la carrera teológica propuesta por el padre y, en cambio, fue asistente de abogado durante un año. Después vivió de trabajos ocasionales mal pagados y frecuentaba como bohemio los cafés parisinos, donde trabó amistad con intelectuales como Jean-Baptiste le Rond D’Alambert, Jean-Jacques Rousseau, Étienne Bonnot de Condillac y Melchor Grimm. Cuando le pidió a su padre que aprobara su matrimonio con una vendedora de ropa, este se negó y envió al hijo a un monasterio en Troyes. Diderot logró escapar pronto a París, donde la pareja se casó en secreto en 1743. Cuatro años después Diderot se convirtió en el director de un famoso proyecto editorial, la Enciclopedia (Encyclopédie), un proyecto en 28 volúmenes con la pretensión de que fuera una compilación de todos los conocimientos de la época. En 1746 la autoridad de la censura encarceló a Diderot durante tres meses en Vincennes por su artículo crítico Carta sobre los ciegos. En consecuencia dejó inéditas muchas de sus obras literarias, entre ellas, obras que más tarde serían famosas como La religiosa, El sobrino de Rameau o Jacques el fatalista. Durante su vida se manifestó principalmente como filósofo, científico, crítico de arte y dramaturgo. Su tratado La paradoja del comediante (1773) revolucionó la escena teatral. En 1765 Diderot, que siempre necesitaba dinero, consiguió como mecenas a la zarina Catalina II, quien le compró su biblioteca y le pagó por adelantado su sueldo de 50 años como bibliotecario. En 1773 fue invitado a San Petersburgo durante medio año. El 31 de julio de 1784 murió en París de insuficiencia cardiaca.


Este resumen de clásico de la literatura ha sido compartido con usted por getAbstract.

Localizamos, evaluamos y resumimos conocimiento relevante para ayudar a las personas a tomar mejores decisiones en los negocios y en su vida privada.

Para usted
Encuentre su próximo libro favorito con getAbstract. Ver el precio >>
Para su empresa
Manténgase al día con las tendencias emergentes en menos tiempo. Aprenda más >>
Estudiantes
Estamos comprometidos a ayudar a los #NextGenLeaders. Ver precios >>

Canales relacionados

Comentarios sobre este resumen