Únase a getAbstract para acceder al resumen.

Las mejores prácticas para administrar la demanda

Únase a getAbstract para acceder al resumen.

Las mejores prácticas para administrar la demanda

Proceso, principios y colaboración

J. Ross,

15 mins. de lectura
10 ideas fundamentales
Audio y Texto

¿De qué se trata?

La demanda define lo que es posible para las empresas; influir en ella le permite a usted controlar su futuro.


Clasificación editorial

8

Cualidades

  • Aplicable

Reseña

Los consultores en cadenas de suministro Colleen Crum y George E. Palmatier usan términos muy claros y se consagran inequívocamente a los más finos detalles de la “administración de la demanda” para definirla, alentarla y permitir implementarla eficazmente. Después de asimilar sus estudios de caso, los escenarios, el análisis y su lacónica sabiduría, entenderá que la administración de la demanda no es ni un nicho ni una moda pasajera; es similar a una navaja suiza que sirve para redefinir y revitalizar su empresa. Si extiende una de las cuchillas, incrementará las ventas; si extiende otra, tendrá mejor posicionamiento de marca o mercadotecnia. Este libro es sumamente útil, usa argot sólo cuando es necesario y abarca detalladamente los puntos principales en listas de “mejores prácticas” al final de cada capítulo. Una atenta lectura con un rotulador en mano ayudará a entender mejor las cadenas de suministro. getAbstract recomienda este libro específicamente a la alta gerencia de ventas y mercadotecnia, a los administradores de cadenas de suministro y, por supuesto, a los responsables de pronosticar o administrar la demanda en las empresas.

Resumen

“Administración de la demanda”: Por qué y cómo aplicarla

Las computadoras pueden pronosticar la demanda, pero no pueden administrarla. El proceso de pensamiento es demasiado sofisticado y variable. Por ejemplo, ¿qué pasa si una computadora pronostica algo, pero el responsable de la línea de suministro no cree en el pronóstico? Ese gerente no usará la información para tomar decisiones. Como en casi todas las áreas de negocios, entra en juego un elemento humano al que uno debe afrontar, convencer y asesorar para que funcione la administración de la demanda. Ésta abarca mucho más que pronósticos computarizados, aunque éstos hacen posible el proceso. La administración de la demanda es un ciclo: “Planear la demanda, comunicarla, influir en ella [y] priorizarla”. En su rol de gerente, usted debe agudizar sus capacidades de comunicación, influir en la demanda misma y crear prioridades a las que el personal pueda dar seguimiento cuando la oferta no satisfaga la demanda. Tomar en serio la administración de la demanda significa alinearse con sus equipos de ventas, mercadotecnia y suministro. Requiere que la empresa no sólo informe sobre la demanda, sino que use las ventas y promociones...

Sobre los autores

Colleen Crum es directora ejecutiva en Oliver Wright Companies, donde George E. Palmatier es consultor y maestro.


Comentarios sobre este resumen