Resumen de Los hermanos Karamásov

¿Busca el libro?
¡Tenemos el resumen! Obtenga la información clave en 10 minutos.

Los hermanos Karamásov resumen de libro

Clásico de la literatura

  • Novela
  • Realismo

De qué se trata

Crimen y castigo

En su última gran novela, Dostoyevski presenta un caso de asesinato sumamente complicado, seguido de un espectacular proceso criminal, pero es todo menos una novela negra. La narración de los acontecimientos que llevan al crimen y todas sus consecuencias está impregnada de largas digresiones y tramas secundarias en las que se discuten preguntas sobre Dios y el mundo, sobre todo en numerosas conversaciones entre los protagonistas. En el fondo, la novela, excesiva en diálogos, ofrece un análisis sumamente diferenciado de la sociedad rusa y de sus problemas de ese entonces desde el punto de vista de Dostoyevski. En cierto sentido, la familia Karamázov es representativa de toda Rusia y algunos personajes secundarios representan determinadas facetas de su sociedad. Finalmente, los cuatro hermanos Karamázov también son manifestaciones del mal según el concepto filosófico que subyace en el pensamiento de Dostoyevski. En general, es una obra brillante cuyas más de mil páginas no se dominan fácilmente.

Ideas fundamentales

  • Los hermanos Karamásov es la última novela de Dostoyevski y se considera la suma de su obra.
  • El viejo Karamásov, padre de cuatro hijos a los que desatendió totalmente, es asesinado.
  • Impulsado por los celos y la codicia, Dmitri parece ser el asesino de su padre.
  • Sus hermanos Aliosha, novicio de un convento, e Iván, un intelectual, tratan de ayudarlo en los días previos al juicio.
  • El cuarto hermano, Smerdiakov, es hijo ilegítimo del padre y apenas si es aceptado por los otros tres como miembro de la familia.
  • Dmitri es declarado culpable y sentenciado a 20 años de trabajos forzados en Siberia.
  • Sin embargo, el verdadero culpable es Smerdiakov, pero como se ahorca, no puede ayudar a poner en libertad a Dmitri.
  • Con una fascinante ambigüedad psicológica, el autor sondea no solo a sus personajes, sino también a toda la sociedad rusa.
  • Casi todos los personajes se mueven en el límite moral y psicológico de su existencia.
  • La novela es también una discusión filosófica de la naturaleza del mal.
  • Con el stárets Zósimo, el mentor de Aliosha, Dostoyevski presenta la contraparte cristiana originaria de la depravación moral de su época.
  • El famoso recuento interior, “El gran inquisidor”, es una obra maestra literaria especial y un texto clave de crítica religiosa y eclesiástica.

Resumen

Las desgracias de los Karamázov

La familia Karamázov es todo menos un modelo ejemplar de la nobleza rural rusa. Consiste principalmente en el padre Fiódor Karamázov, un charlatán insoportable, parásito y mujeriego, a cuya esposa lleva sistemáticamente a la desesperación. Sus cuatro hijos son de tres madres distintas. La primera esposa y madre de Dmitri Karamázov también pertenecía a la nobleza rural y se fugó con un maestro seminarista a San Petersburgo, donde más tarde murió en la miseria. La segunda, una esposa muy joven, madre de Iván Karamázov y Aliosha Karamázov, era una huérfana tímida que creció con la despótica viuda de un general. La boda con Fiódor no había significado la liberación esperada, sino solo un nuevo suplicio. Se convirtió en una histérica, finalmente perdió la razón y murió tras ocho años de matrimonio.

“Por lo tanto, poseía el don de despertar hacia él un amor especial, como si fuera algo natural, sin afectación y espontáneo””.

Fiódor Karamázov no se ocupa para nada de ninguno de sus hijos. Fueron enviados de inmediato a la casa de la servidumbre con el sirviente sin hijos Grigori y su esposa Marta. Tiempo después, un pariente lejano de la primera esposa de Karamázov que residía en París, se hizo cargo de la educación de Dmitri y lo metió en un internado. Tres meses después de la muerte de su madre, Iván y Aliosha fueron recogidos por la esposa del general y entregados bajo la custodia de un pedagogo contratado. Al cuarto hijo, Smerdiakov Karamázov, lo engendró Fiódor con la tonta del pueblo, Isabel, que murió en el parto. El hijo ilegítimo también fue enviado a la casa de la servidumbre y más tarde trabajó en la casa de los Karamázov como cocinero y sirviente. A Smerdiakov nunca se le consideró como un verdadero miembro de la familia.

“No hay virtud si no hay inmortalidad””.

Como hombres jóvenes, los tres hermanos legítimos Karamásov toman muy distintos caminos. Dmitri sigue una carrera de oficial no muy honorable. Se implica en duelos y adquiere deudas por el juego y las mujeres. Aunque menos vulgar que su padre, también le gusta correrse juergas. El talentoso Iván emprende un estudio universitario autofinanciado y publica, entre otras cosas, un artículo sobre la legislación eclesiástica que causa gran revuelo. Aliosha, que era muy querido por su filantropía casi ingenua, tuvo una experiencia clave de niño: el único recuerdo realmente concreto de su madre era que, siendo pequeño, en un ataque de histeria, ella lo presentó a un icono de la virgen que había en su habitación. Aliosha abandona los estudios un año antes de terminar el bachillerato y entra como novicio a un monasterio de su ciudad natal, principalmente bajo la protección del anciano y frágil stárets Zósimo. Este es un monje ermitaño con una feligresía pequeña y devota de la población rural, sumamente pobre, que lo venera como sanador milagroso, casi como un santo viviente, y también es respetado por los citadinos. En su ermita, se lleva a cabo una turbulenta reunión de todos los Karamázov. El stárets debe mediar en una disputa entre el padre y Dmitri por la herencia materna. Pero la conversación se convierte en una discusión sobre el memorable artículo periodístico de Iván, después, en una pelea por la cortesana Grúshenka Svetlova y termina en un escándalo. Aliosha, que no tiene experiencia en cosas mundanas, involuntariamente nada entre todas las aguas.

Iván y Aliosha se conocen

Mientras el padre ansía recibir una señal del favor de Grúshenka y el stárets está muriendo, los hermanos Iván y Aliosha se encuentran en una posada y hablan una vez más de los acontecimientos recientes. La diferencia de edad entre ambos es de cuatro años y, como dejaron de verse cuando comenzaron los estudios universitarios de Iván, quieren aprovechar la ocasión para volver a conocerse. Vuelven a hablar sobre el artículo periodístico de Iván y se enfrascan en una larga discusión sobre Dios y el mundo. Sin embargo, es Iván el que expone detalladamente su opinión sobre la religión frente a su piadoso hermano monje. En esencia, Ivan, el intelectual mundano, plantea la pregunta de cómo reconocer a Dios o, mejor dicho, la justicia de Dios, en un mundo lleno de miseria, maldad y mezquindad. Como ejemplo, cita informes de guerra sobre espeluznantes y crueles torturas a niños inocentes, a veces delante de sus madres. Además, relata el contenido de una novela titulada “El gran inquisidor”, que él escribió.

La leyenda del gran inquisidor

En este relato, hace aparecer en el siglo XV en Sevilla a Jesucristo encarnado, rodeado del humo de la quema de herejes. En la plaza del mercado, Jesús se encuentra con el gran inquisidor, un anciano flaco de 90 años. Es arrestado y enviado a prisión. Allí lo visita en la celda y le pregunta el motivo de su reaparición, pero no recibe respuesta. Con lo cual, el gran inquisidor le dice a Jesús que no tiene derecho a perturbar la obra de la Iglesia. Porque ahora es la Iglesia la que guía a la gente a la salvación, al quitarles otra vez la libertad que Jesús les regaló, ya que, para las personas, esa libertad solo es una carga que no podrían soportar. Todos los que se rebelasen contra la guía y gobierno de la Iglesia serían quemados legítimamente. Jesús no replica nada. Solo escucha atentamente y, al final, besa en la boca al gran inquisidor. Este lo deja ir con la advertencia de que nunca regrese.

La muerte del stárets

Aliosha regresa a su monasterio para estar cerca de su venerado stárets en sus últimas horas. De los apuntes de su vida, queda claro que el stárets Zósimo, cuando era un joven cadete, conoció el desenfreno de la vida. Porque fue acusado falsamente del asesinato de su amada esposa y porque en una ocasión había tenido una experiencia intensa de la naturaleza como creación de Dios, se apartó del mundo y se dedicó a una vida de misericordia y humildad como una forma de practicar el cristianismo. Esa vida le ganó la reputación de santo. Antes de su muerte, exhortó a Aliosha, para sorpresa de este, a renunciar al monasterio y mostrarse en el mundo, como hizo Cristo. Poco después de la muerte de Zósimo, se extiende un intenso olor a putrefacción en la celda. Puesto que se espera que un santo recién fallecido expida un aroma especialmente grato como señal de su cercanía con Dios, esto provoca un gran revuelo en toda la ciudad y el monasterio. Aliosha no se impresiona por el alboroto y, tras un titubeo, de hecho, abandona el monasterio.

Dmitri en aprietos financieros

Tanto el padre Fiódor como el hijo Dmitri siguen esperando una señal de Grúshenka. Fiódor incluso le prometió un regalo de 3.000 rublos. Al irresponsable Dmitri le faltan exactamente 3.000 rublos que intenta reunir desesperadamente. Esa suma la había obtenido algún tiempo antes de su amada Katerina Verjótseva para llevarles dinero a sus parientes necesitados. En lugar de eso, se fue con Grúshenka al vecino Mokroye y ahí –según sus propias declaraciones– se gastó todo el dinero en un festín, para impresionar a Grúshenka. Pero ella solo le permitió que le “besara un piececito”. Básicamente, Dmitri quiere deshacer la malversación de fondos. Por eso le había pedido a su padre esa cantidad. Por esa misma razón había sido la discusión en la ermita del stárets: Dmitri cree que tiene derecho a la herencia de su madre que el padre administra. Pero hasta ahora Fiódor no ha soltado nada. Dmitri prácticamente ya no tiene ni un kópek. Desesperado, corre de un lado a otro de la ciudad con la esperanza de pedir prestada esa suma al antiguo mecenas avaro de Grúshenka, a un campesino borracho, a una dama supuestamente rica, pero todo ha sido en vano. Fuera de sí, regresa a la casa paterna con la intención de matar a Fiódor y tomar su nota para Grúshenka con los 3.000 rublos. Solo en el último segundo abandona sus planes. Por la noche, durante su huida por el jardín, se cruza con el sirviente Grigori. En su confusión, Dmitri lo golpea.

El asesinato

Aunque se lastimó y está cubierto de sangre, Dmitri consigue que tanto su casero como un amigo le presten diez rublos. Ese mismo día, Grúshenka regresa a Mokroye para encontrarse con un oficial polaco al que ama y quien había prometido casarse con ella cinco años antes. Acaba de salir de Siberia. A pesar de lo tardío de la hora, Dmitri consigue que un tendero colonial le envíe champán, vino, pastelillos y dulces a Mokroye y él mismo parte de inmediato. Después de un arduo viaje, llega a la taberna, donde una vez tuvo una fiesta con Grúshenka. Ella está ahí y se aburre con su polaco que luce una peluca siberiana barata. Manda desempacar la primera caja de champán y consigue que el posadero le proporcione música, baile y cantantes. Se sacan las barajas, los campesinos parecen mirar boquiabiertos, la noche avanza. Se vuelve una verdadera bacanal, se acusan mutuamente de triquiñuelas en el juego. De repente aparecen un fiscal, un juez de instrucción, un comisario, otros funcionarios públicos y policías. Fiódor Karamásov ha sido asesinado y Dmitri es sospechoso. En un largo interrogatorio, se reconstruyen minuciosamente los acontecimientos de la noche y todos los antecedentes. Dmitri admite mucho, pero no que había asesinado a su padre. Entienden sus motivos, pero no puede explicar de manera concluyente el origen del dinero. Afirma haber gastado un mes antes solo la mitad del dinero de Katerina y haber guardado el resto en una bolsa colgada al cuello y eso es lo que había usado esa noche. Pero esas declaraciones no le son útiles a Dmitri, que es arrestado.

El juicio

Durante los dos meses transcurridos hasta el juicio, los nervios de todos los involucrados están a flor de piel. A pesar de muchos indicios, la autoría de Dmitri no está clara y hay varios que no la creen y quieren salvarlo de una u otra manera; hay expertos médicos que pueden atestiguar su locura, sus planes de fuga y sus autoinculpaciones. La cuestión de la locura se resuelve rápidamente, porque eso supondría que Dmitri es el culpable, lo que sus simpatizantes sencillamente niegan. Aliosha trabaja en el plan de escape. Los dos que se autodeclaran culpables son Iván y Smerdiakov. Dmitri ya había implicado en el interrogatorio al medio hermano no querido Smerdiakov como posible asesino del padre, pero a esta suposición se le había otorgado poca credibilidad. Iván tiene más entrevistas con el cada vez más insolente Smerdiakov. En la tercera entrevista, de hecho, Smerdiakov le revela a Iván su autoría, al describirle exactamente lo ocurrido en el asesinato del padre, y muestra como prueba los 3.000 rublos. Para desesperación del que tiene enfrente, alega como justificación las ideas de entrevistas anteriores con Iván, según las cuales no hay Dios en los tiempos modernos y, por tanto, todo está permitido. Smerdiakov sabía que también Iván odiaba a su padre y le hubiera encantado verlo muerto. El propio Iván se ve ahora como instigador y el verdadero asesino detrás de su “instrumento”. Poco después de su confesión, la noche anterior al juicio, Smerdiakov se ahorca. Por consiguiente, ya no puede declarar como testigo para exculpar a Dmitri.

“Nuestro campesino es un bribón que no merece compasión y aún ahora es bueno azotarlo con varillas de abedul. Rusia es fuerte gracias al abedul””.

El asesinato causó un gran revuelo en toda Rusia. El juicio se anuncia como un gran espectáculo. De San Petersburgo y Moscú llegan renombradas personalidades, principalmente abogados que quieren presenciar la disputa entre el fiscal y el famoso defensor contratado por Katerina. Las damas del público esperan mucho de la confrontación entre las dos rivales invitadas como testigos: Grúshenka y Katerina. Se discutirán nuevamente todos los hechos y antecedentes. El abogado de Dmitri, de una u otra manera, logra poner en duda la credibilidad de los testigos más importantes. Pero la confusa actuación de Iván hace que Katerina, en una segunda declaración, entregue una carta que Dmitri le escribió en estado de ebriedad en la posada de Mokroye. Ahí revela sus planes. El fiscal sostiene al respecto un apasionado y armonioso alegato en el que la Rusia contemporánea se puede ver reflejada en la familia Karamázov. El defensor no puede darle vuelta a la página. Los miembros del jurado –pequeñoburgueses de la ciudad– encuentran culpable al acusado. El resultado es 20 años de trabajos forzados en Siberia para Dmitri.

Acerca del texto

Estructura y estilo

La novela está escrita como el informe de un narrador en primera persona, a una distancia de 13 años. Por consiguiente, la acción se remonta al año 1866, desde el momento en que se escribe la novela. El lugar de la acción es una pequeña ciudad sin nombre, típica de Rusia. A veces, el narrador se dirige directamente al lector, pero la mayoría del tiempo se mantiene en segundo plano. De vez en cuando resume lo sucedido, a veces describe brevemente a los personajes, en otras ocasiones también sus sentimientos y pensamientos, como lo haría un narrador omnisciente. Sin embargo, esencialmente, prepara las escenas para el diálogo. Además, la novela contiene como textos insertados los “Apuntes sobre la vida del stárets Zósimo”, supuestamente escritos por Aliosha, y el relato compacto, apenas interrumpido por breves espacios de diálogo en boca de Iván, de la historia de “El gran inquisidor”, una obra maestra literaria, que incluso algunos han interpretado como el presentimiento profético del gobierno soviético. El tiempo real de la acción se prolonga en exceso: unos pocos días previos al parricidio y al juicio se describen en cientos de páginas. Los pasajes de diálogo están cargados ocasionalmente con discusiones intelectuales o arrebatos emocionales. Los planos de interpretación simbólicos y alegóricos de esta novela, en apariencia realista, son muy complejos.

Planteamientos de interpretación

  • Los hermanos Karamásov, así como su padre Fiódor y algunos personajes secundarios, son figuras típicas que representan la vida espiritual y social de la Rusia contemporánea de Dostoyevski.
  • El padre, un usurero irresponsable y libertino, representa la completa decadencia moral de esa época.
  • Los cuatro hermanos encarnan las crecientes facetas del mal, que van desde la complicidad indefensa pero llena de presentimientos de Aliosha, pasando por el odio de Iván, hasta los planes concretos de Dmitri y el crimen de Smerdiakov.
  • Los personajes de Dostoyevski son multidimensionales: contrariamente a todas las apariencias externas, Dmitri es y seguirá siendo absolutamente sincero, el cadáver del santo stárets emana un intenso olor a putrefacción, el ateo Iván parece ser el diablo y el asesinato de Fiódor podría haber sido cometido por Dmitri, pero también pudiera haberlo hecho otra persona.
  • El stárets Zósimo representa un cristianismo humilde y arraigado, de ser posible sin marcados vínculos eclesiásticos. En él, Dostoyevski ve la salvación para Rusia.
  • Dostoyevski critica el pensamiento ilustrado occidental. En su opinión, es impío y muestra las terribles consecuencias de la decadencia de la conciencia. Un mundo sin fe en Dios y en un alma inmortal no tendría sentido y sería insoportable para la humanidad.
  • Los hermanos Karamázov es la última obra de Dostoyevski y la suma de sus ideas. En ella, profundiza la temática de Crimen y castigo, el título de otra famosa obra del autor.

Antecedentes históricos

La Ilustración y el realismo ruso

Bajo el reinado del zar Nicolás I (1796-1855), durante la juventud de Dostoyevski, Rusia estaba aislada del resto de Europa, como lo estaría el Estado soviético posterior, pero con el signo político contrario: era extremadamente conservadora, incluso reaccionaria, incluía censura, un verdadero Estado policiaco. Sin embargo, el país experimentó un primer florecimiento espiritual. Los intelectuales se opusieron y exigieron una cierta cantidad de libertad. Bajo el zar Alejandro II, que reinó desde 1855 hasta 1881, según las normas de la época, Rusia se convirtió en un Estado reformador: económicamente, en parte políticamente y espiritualmente.

En 1861, se abolió la servidumbre. El pensamiento ilustrado, preparado largamente en la clandestinidad, salió entonces a la superficie. También se reformó el sistema legal; esto se muestra con claridad en la novela de Dostoyevski en el juicio extraordinariamente justo contra Dmitri (aunque termina en un error involuntario de la justicia).

Dostoyevski fue un representante del realismo ruso (desde aproximadamente 1830 hasta 1880). Se trató de un movimiento literario que intentaba representar la realidad social y su marcado efecto en la formación realista del carácter humano, sin aumento excesivo o estilización. En las primeras décadas del siglo XIX, la literatura rusa todavía mostraba la influencia del romanticismo. Hacia 1840, surgió el realismo, principalmente en las obras en prosa, como una reacción contra el romanticismo. Los autores rusos escribían cada vez más sobre temas y problemas sociales y políticos candentes porque pensaban que la literatura debería describir la vida real sin sentimentalismos.

Origen

Los inicios de la obra principal de Dostoyevski se remontan a la época de Crimen y castigo, es decir, a finales de la década de 1860. Dostoyevski trabajó en ella durante aproximadamente 20 años con diversos grados de intensidad. Muchos temas y motivos se repiten una y otra vez en sus grandes novelas: crimen, violencia, culpa, castigo, el mal y el bien, Dios, justicia, conciencia, cristianismo.

Dostoyevski no fue un poeta apacible. Su profesión original fue el periodismo. De la misma manera que escribió febrilmente novelas, elaboró incansablemente artículos y fundó revistas, entre ellas, una cuyo único autor era él mismo. Dostoyevski trató intensamente los temas de su época y participó en discusiones intelectuales que también abordaban cuestiones filosóficas y políticas (nihilismo, anarquismo, socialismo), las cuales discutió en sus novelas.

Además, Dostoyevski leyó las novelas literarias contemporáneas, por supuesto, las rusas, pero también leyó a Honorato de Balzac, Stendahl, Víctor Hugo y Georges Sand. Admiraba a Schiller, a quien cita repetidas veces en la novela. De esta manera, como uno de los principales intelectuales de Rusia, Dostoyevski hizo circular repetidamente el tema durante muchos años hasta que lo plasmó en la forma de su obra principal, que sigue siendo heterogénea. Dicho sea de paso, este libro se planeó solo como el preludio de un segundo tomo, incluso más extenso, en el que se debería describir la vida posterior de Aliosha. Este proyecto lo impidió la muerte.

Historia de la influencia de la obra

Las primeras publicaciones de Dostoyevski fueron éxitos célebres desde el principio. Posteriormente, sufrió profundos altibajos, tanto profesionales como privados. No obstante, con sus grandes novelas siguió gozando de fama (desde 1871). No pudo gozar del éxito y la influencia de Los hermanos Karamázov, pues murió el año de publicación de la novela.

Su monumental obra ha influido en diversos escritores, tanto en los de habla rusa como también en los de habla inglesa, por ejemplo, Theodore Dreiser, James Joyce, Thomas Wolfe y Truman Capote. La conversación del diablo en el Doctor Fausto de Thomas Mann es un paralelo deliberado de la aparición del diablo de Iván.

Otro gran admirador de Dostoyevski fue Albert Camus, quien discutió detalladamente Los hermanos Karamázov en su obra El hombre rebelde. Para Camus, así como para otros pensadores del existencialismo, siempre fue importante la cuestión de cómo el hombre se prueba a sí mismo en situaciones extremas. Estos pensadores veían la desesperada situación en la que se encontraban los personajes ficticios de Dostoyevski como esas situaciones que se encuentran en el borde moral de la existencia humana.

Esta obra ha sido dramatizada, musicalizada y filmada en diversas ocasiones.

Sobre el autor

Fiódor M. Dostoyevski nació el 11 de noviembre de 1821 como el segundo de ocho hijos en un hospital para personas pobres en Moscú. Después de un periodo juvenil en humildes condiciones, en 1838 entró junto con su hermano en la Academia Militar de San Petersburgo. Allí ya mostró su talento literario. Después de graduarse, en 1843 Dostoyevski trabajó en el Ministerio de Guerra, pero no duró mucho ahí. A pesar de los enormes problemas financieros, abandonó el servicio un año después. Su propósito era convertirse en escritor. Su obra prima, la novela epistolar Pobre gente (1846), lo volvió repentinamente famoso. El trabajo intenso en otras obras y el miedo al fracaso le provocaron los primeros síntomas de epilepsia. En 1849 fue condenado a muerte por su pertenencia al grupo revolucionario del Círculo Petrashevski, una especie de sociedad secreta. Literalmente en el último minuto, ya en el lugar de la ejecución, fue perdonado por el zar y condenado a cuatro años de trabajos forzados y cuatro años de servicio militar. Durante su tiempo en Siberia, se convirtió al cristianismo. En 1854 conoció a María Dmitríevna con la que se casó en 1857. Después de terminar el servicio militar, en 1859 regresó a Moscú. La novela Recuerdos de la casa de los muertos, una descripción de su exilio en Siberia, se publicó en 1861 en la revista El mundo ruso, fundada por Dostoyevski. Al año siguiente realizó su primer viaje a Europa y un año después, el segundo. Dostoyevski fue un jugador que se endeudó profundamente debido a su adicción. Después de su tercer viaje a Europa, en 1866 apareció su novela Crimen y castigo en la revista El mensajero ruso. La novela El jugador se publicó el mismo año. Hasta 1871, para huir de sus acreedores, Dostoyevski viajó por Europa, entre otros lugares, a Florencia, donde escribió su novela El idiota. Las novelas Los endemoniados (1871) y Los hermanos Karamázov (1879) fueron grandes éxitos. Dostoyevski murió en San Petersburgo el 9 de febrero de 1881 como consecuencia de su epilepsia y una enfermedad pulmonar crónica.


Este resumen de clásico de la literatura ha sido compartido con usted por getAbstract.

Localizamos, evaluamos y resumimos conocimiento relevante para ayudar a las personas a tomar mejores decisiones en los negocios y en su vida privada.

Para usted
Encuentre su próximo libro favorito con getAbstract. Ver el precio >>
Para su empresa
Manténgase al día con las tendencias emergentes en menos tiempo. Aprenda más >>
Estudiantes
Estamos comprometidos a ayudar a los #NextGenLeaders. Ver precios >>

Comentarios sobre este resumen

Más sobre esto

Canales relacionados