Únase a getAbstract para acceder al resumen.

No estoy de acuerdo

Únase a getAbstract para acceder al resumen.

No estoy de acuerdo

Por qué no podemos dejar de pelearnos y cómo conseguir grandes cosas, a pesar de nuestras diferencias

Harriman House,

15 mins. de lectura
4 horas ahorradas
10 ideas fundamentales
Audio y Texto

¿De qué se trata?

Los puntos de vista discrepantes son inevitables, pero ello no significa que la humanidad esté condenada a vivir en desacuerdo.


Clasificación editorial

8

Cualidades

  • Bien estructurado
  • Ejemplos concretos
  • Interesante

Reseña

Desde los conflictos de la infancia hasta las peleas en las salas de juntas, parece que la humanidad está predispuesta a los conflictos acalorados. Pero ¿la propensión de las personas a estar en desacuerdo supone el fin de la colaboración y la cooperación? De ninguna manera, afirma el experto en marketing digital Michael Brown. En este libro de gran lectura, Brown profundiza en la ciencia y la sociología del conflicto interpersonal. A través de ejemplos que extrae de una amplia gama de expertos, así como de sus experiencias personales, Brown ofrece pasos prácticos para comprender y resolver los principales obstáculos para el consenso.

Resumen

La cooperación es posible si usted toma en cuenta sus propias motivaciones, adopta la claridad y reconoce el sesgo de la atribución.

La mayoría de las personas tiene cerca de 90.000 desacuerdos con otros antes de los 10 años de edad. El desacuerdo no es, en sí mismo, algo malo. Sin embargo, cómo gestione un conflicto determinará si el resultado es positivo.

Un estudio realizado en 2006 sobre las disputas entre hermanos en la infancia demostró que cuando los padres o los directores del estudio ayudaban a los hermanos a participar en la resolución colaborativa de problemas, el 42 % de los desacuerdos fueron resueltos. Ello demuestra que es posible aprender a estar en desacuerdo sin generar una tensión latente o que una de las partes acabe siendo la perdedora.

Las causas fundamentales de los altercados siguen siendo las mismas cuando se llega a la edad adulta. Una de las causas es que usted emplea el sesgo de la atribución para identificar a otros, en lugar de a sí mismo, como el origen de cualquier conflicto.

Otra causa de los desacuerdos es que no puede considerar como válida la perspectiva del oponente. Si quiere luchar...

Sobre el autor

Michael Brown es fundador y director administrativo de empresas de industrias creativas. Llevó a su última empresa, MKTG, a convertirse en una organización internacional de mercadotecnia con 32 oficinas en 20 países.


Comentarios sobre este resumen