Únase a getAbstract para acceder al resumen.

Refugios contra la tormenta

Únase a getAbstract para acceder al resumen.

Refugios contra la tormenta

La lucha por la regulación fiscal global

Cornell UP,

15 mins. de lectura
10 ideas fundamentales
Texto disponible

¿De qué se trata?

A veces gana el más pequeño. Cómo Barbados, Bermuda y otros paraísos fiscales se protegieron de las superpotencias.


Clasificación editorial

8

Cualidades

  • Analítico
  • Innovador
  • Para principiantes

Reseña

La batalla parecía sencilla: Las superpotencias del mundo trataron de obligar a los pequeños paraísos fiscales, como las Islas Caimán, Barbados y Mauricio, a incrementar los impuestos. Sin embargo, en esta contenciosa guerra de palabras ganaron los más débiles. Después de observar el intento (que duró cuatro años) de las grandes naciones por acabar con los paraísos fiscales, J.C. Sharman escribió un estudio intrigante sobre lo que los grandes países hicieron mal y los pequeños hicieron bien. Aunque su estilo es a veces rebuscado, Sharman hace un análisis mordaz de todo lo que estuvo en juego en esa disputa, y de su sorprendente resultado. getAbstract recomienda esta vigorizante historia de David y Goliat a aquellos lectores que quieran una perspectiva de las guerras fiscales en particular, y de las relaciones internacionales en general.

Resumen

Una batalla fiscal en la que miles de millones están en juego

Los “paraísos fiscales” o “capitales financieras internacionales” desempeñan un papel importante en los debates fiscales internacionales. A principios de los años 90, los miembros del Grupo de los Siete (G-7, ahora G-8), la Unión Europea (UE) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se dieron cuenta de que sus ingresos fiscales desaparecían a una velocidad alarmante porque los inversionistas huían a pequeños países con leyes fiscales favorables. En EE.UU. solamente, los ingresos fiscales anuales se redujeron a alrededor de US$70 mil millones. Las economías importantes perdieron cientos de miles de millones de dólares de impuestos a capitales financieras en el exterior.

Entre 1998 y el 2004, los países desarrollados exhortaron a los paraísos fiscales a ser menos atractivos. Sorprendentemente, las pequeñas naciones lograron esquivar a las grandes, una de las raras veces en que los Estados más débiles se imponen a las superpotencias. Las naciones desarrolladas, con la OCDE como guía, describían a los paraísos fiscales como guaridas de dudosa actividad y víctimas de sus propios...

Sobre el autor

J.C. Sharman es conferencista sénior sobre gobierno y relaciones internacionales en la Universidad de Sydney. También escribió Repression and Resistance in Communist Europe.


Comentarios sobre este resumen

Más sobre esto

Los clientes que leyeron este resumen también leyeron