Resumen de Las uvas de la ira

¿Busca el libro?
¡Tenemos el resumen! Obtenga la información clave en 10 minutos.

Las uvas de la ira resumen de libro

Clásico de la literatura

  • Política
  • Moderno

De qué se trata

Denuncia con fama mundial

Estados Unidos en la década de 1930. El país está sumido en la Gran Depresión. Uno de cada cuatro habitantes está desempleado. En el centro-oeste hace ya años que no llueve y los campos están cubiertos de polvo. Cientos de miles de granjeros se trasladan a las preciadas tierras de California con la esperanza de encontrar trabajo. Pero no encuentran un paraíso sino un infierno de explotación y humillación capitalista. Casi con una fuerza bíblica, John Steinbeck narra en su novela más famosa el destino de la familia Joad, los esfuerzos sobrehumanos que hacen en su periplo hasta California y la despiadada avidez de dividendos de los dueños de las plantaciones en el estado de la costa oeste. Las uvas de la ira agitó las aguas: los políticos conservadores y los representantes de la economía lograron la prohibición del libro y acusaron al autor de ser un comunista confundido. Los lectores, sin embargo, vieron el asunto de un modo diferente: la demanda del libro fue tan grande que, durante el primer año de su publicación, la editorial tuvo constantes problemas para satisfacer los pedidos. En la actualidad, la novela ha vendido millones de ejemplares. Sin duda, Las uvas de la ira fue y sigue siendo una lectura apasionante.

Ideas fundamentales

  • Las uvas de la ira es la obra más famosa del escritor estadounidense John Steinbeck.
  • La novela es una crítica social a la amarga pobreza de los trabajadores migrantes de Estados Unidos en tiempos de la Gran Depresión de los años 1930.
  • Contenido: Después de varias cosechas fallidas, la familia Joad ya no puede pagar el arrendamiento de sus tierras. Como muchos otros, los Joad abandonan Oklahoma rumbo a California para buscar trabajo; pero el paraíso soñado no resulta ser tal: los dueños de las plantaciones californianas se aprovechan de la desesperación de los trabajadores migrantes de manera inhumana.
  • Steinbeck expone el capitalismo inescrupuloso de los grandes empresarios.
  • La novela está basada en las detalladas investigaciones periodísticas que el autor llevó a cabo en los campamentos de refugiados en California.
  • Los políticos conservadores, los representantes de la iglesia y los empresarios negaron la veracidad de las situaciones descriptas. En varios lugares, el libro fue prohibido y Steinbeck fue acusado de ser comunista.
  • Entre los lectores, la novela se convirtió en un éxito rotundo. Solo durante el primer año de su publicación, se vendieron casi 500.000 ejemplares.
  • En 1940, el cineasta John Ford llevó Las uvas de la ira al cine, con Henry Fonda en el papel principal.
  • Ese mismo año, Steinbeck recibió el premio Pulitzer y, en 1962, obtuvo el premio Nobel de Literatura.
  • Cita: “En el corazón de los hombres crecen los frutos de la ira y se vuelven más y más pesados, hasta que están listos para su cosecha”.
 

Resumen

Tierra reseca

Todo Oklahoma está cubierto por una capa de polvo. No llueve, ni hay cosechas y el viento arrastra la tierra. Tom Joad está de camino a la granja de sus padres tras haber pasado cuatro años en prisión por haber sido acusado de asesinato. En el trayecto se encuentra con Jim Casy, el sacerdote que lo bautizó de niño. Casy le cuenta que ya no es un sacerdote activo porque no podía resistirse a las muchachas de su comunidad. Incluso cuestiona la fe cristiana: ¿Cómo puede ser un pecado aquello que es una necesidad natural del humano? Casy ya no cree en Jesús ni en el Espíritu Santo; solo cree en el humano.

La última lluvia caía suave sobre la rojiza tierra y sobre una parte del territorio gris de Oklahoma, pero no penetraba en la tierra resquebrajada. (…) La tierra tenía una cáscara, una cáscara delgada y dura y mientras el cielo palidecía, también lo hacía la tierra”.

Cuando los dos hombres llegan al terreno de los Joad, no ven a nadie. Después de varios años de sequía, los campesinos tuvieron que vender sus tierras a los bancos, pero, más tarde, tampoco pudieron pagar el arrendamiento. Los bancos anularon los contratos. La tierra será trabajada desde ahora con tractores modernos. Las pequeñas parcelas ya no son rentables. Por eso, derruyen las casas de los campesinos y echan a sus habitantes.

El reencuentro con la familia

Mientras Tom y Casy recorren el terreno de los Joad sin saber qué hacer, se acerca Muley Graves. Él es el único vecino que resiste en el lugar. Muley les informa que la familia de Tom se ha mudado a casa de su tío John y que pronto viajarán a California. La granja de John está demasiado lejos como para caminar hasta allí ese mismo día, por lo que asan tres conejos salvajes y cenan juntos.

‘Tal vez’, pensé, ‘tal vez todo esto es solo para los hombres y mujeres que amamos. Tal vez el Espíritu Santo –el espíritu humano– y todo lo que hay alrededor. Tal vez todos los hombres tienen un alma enorme...’

Tom cuenta que el asesinato que cometió no fue intencional. Estaba borracho y se peleó con un muchacho vecino que sacó un cuchillo. Tom lo golpeó con una pala en defensa propia. La conversación se ve interrumpida por las fuerzas de seguridad que controlan la zona por orden del banco. Tom, Casy y Muley se esconden en los algodonales. La granja abandonada es territorio prohibido: Tom ya no puede quedarse en la casa de su infancia.

El banco no son los hombres. Todas las personas del banco odian lo que hace el banco, pero el banco lo hace de todos modos. El banco es más que las personas, te digo. Es un monstruo”.

A la mañana siguiente, Tom y Casy llegan al terreno de su tío. En ese momento, el padre de Tom carga un camión con las pertenencias de la familia. La madre está en la cocina y asa una carne para el desayuno. Al verlo, se alegra muchísimo, ya que la familia no tendrá que irse a California sin su hijo. El abuelo y la abuela cruzan el jardín cojeando y profiriendo insultos de alegría. Noah, el hermano mayor de Tom, que es un poco retardado, permanece silencioso como siempre. Después del desayuno, aparece Al, el hermano menor de Tom. Al es joven y salvaje, y se interesa sobre todo por los coches y las muchachas. Está un poco decepcionado de que su hermano haya obtenido libertad condicional en lugar de haberse fugado de la cárcel.

Hacia California

Tom y su madre hablan sobre un folleto que dice que se buscan trabajadores para las plantaciones frutales de California. La señora Joad sueña con una casita soleada, naranjos en el jardín y trabajo para toda la familia. Tom ve el asunto con escepticismo pues ha oído que en California las personas están hacinadas en campamentos, porque son muchos los que buscan trabajo. Por la noche se encuentra con su hermana Rose von Sharon. Ella se ha casado con Connie, un muchacho vecino, y espera un hijo de él. Casy quiere acompañar a la familia a California. Quiere estar rodeado de personas, trabajar con ellas, comer con ellas, amarlas. Todo lo que las personas hacen le resulta sagrado; Dios, ya no. Los Joad aceptan a Casy en su grupo. Todos juntos, incluso Ruthie y Winfried, los dos menores de la familia, cargan el coche y parten con las primeras luces de amanecer.

El flujo de refugiados

La familia viaja en un coche completamente cargado por la carretera 66 hacia el oeste. No son los únicos en viaje: alrededor de 250.000 personas sin techo marchan hacia California para buscar trabajo. Corre el rumor de que la policía ya ha bloqueado la frontera de California. Al está al volante y espera que el coche resista el largo camino. Rose von Sharon tiene miedo de que las inclemencias del viaje afecten al niño que lleva en su vientre.

¿Qué es lo que nos queda en el mundo? Solo nosotros. Solo nuestra familia”.

Tom no puede abandonar el estado de Oklahoma durante su libertad condicional, por lo que le recomiendan no llamar la atención y evitar todo tipo de pelea para que no tenga que identificarse ante la policía. El abuelo llora por la nostalgia que le provoca la partida. Una noche, el anciano sufre un ataque cardíaco que acaba con su vida. Los Joad se ven obligados a realizar un entierro espontáneo, en el que el exsacerdote Casy pronuncia algunas palabras. Ivy y Sairy Wilson, que se han quedado varados con su coche, les ayudan. A cambio, Al repara el vehículo. Las dos familias deciden repartir las cargas y seguir el camino juntos. Una noche, los hombres conversan con un mendigo harapiento que acaba de regresar de California. No tiene buenas noticias: allí se explota sin compasión a los trabajadores: dos de sus niños murieron de hambre.

Por el desierto

Solo el desierto de Mojave separa a los Joad de las plantaciones frutales de California. Los viajeros hacen una pausa en el río Colorado, se bañan en él y vuelven a toparse con personas que vuelven de California y que les advierten sobre la situación: hay tanta gente buscando trabajo, que los lugareños han comenzado a odiar a todos los forasteros. A la gente de Oklahoma los llaman despectivamente okies. Noah, el hermano de Tom, decide permanecer en Colorado y sobrevivir como pescador si es necesario. El resto de la familia se ve obligada a levantar el campamento y seguir el viaje de inmediato, por orden de un alguacil. Los Wilson dejan atrás a los Joad porque Ivy ha contraído una enfermedad mortal.

Sí, okie antes era uno que venía de Oklahoma. Ahora significa algo así como ‘maldito cerdo’. Okie significa ‘solo son un montón de mierda’. La palabra en sí misma no significa nada, lo malo es cómo la dicen”.

Cuando la policía detiene a los viajeros durante la noche, es la madre quien negocia con ellos. Les cuenta que la abuela está enferma y que necesita ayuda médica urgente, y así, la familia puede seguir su camino. Más tarde, notan que la abuela ha fallecido mientras cruzaban el desierto. La madre pasó, sin saberlo, toda la noche junto al cadáver.

Brutal violencia policial

La señora y el señor Joad solo pueden darle una sepultura paupérrima a la abuela. Completamente agotada, la familia arma su tienda en un desolado campamento en el que la gente vive en casuchas de chapa. Todos dicen lo mismo: hay demasiadas personas buscando trabajo. Los folletos sobre las ofertas de trabajo solo fueron distribuidos para que mucha gente se postulara para trabajar en las plantaciones y así poder bajar los jornales. Puesto que muchos de los refugiados están al borde de la muerte por inanición, siempre hay alguien dispuesto a trabajar por un pedazo de pan. Cuando uno de los empleadores de las grandes plantaciones se acerca a ofrecer trabajo, el clima se vuelve más tenso. Un jornalero joven, Floyd Knowles, exige al hombre que establezca el monto de la paga de antemano para evitar que los trabajadores desesperados ofrezcan cada vez menos por su trabajo. El empleador hace venir a un policía que intenta detener a Floyd, acusándolo de comunista. Floyd huye, el policía dispara salvajemente y, al hacerlo, hiere a una mujer inocente antes de que Tom le haga una zancadilla y Casy lo golpee hasta dejarlo inconsciente. Como Tom goza de libertad condicional, Casy se autoincrimina y es detenido. Los oficiales informan que esa misma noche quemarán el campamento. Para horror de Rose von Sharon, su esposo Connie no aparece por ningún lado y la familia debe seguir el viaje sin él.

El campamento público

La familia se traslada entonces a un campamento público. Todo está limpio, hay lavabos de porcelana y duchas con agua caliente. El administrador es amable, al igual que las integrantes del comité de damas, que saludan a la madre y le explican con orgullo los principios del campamento autárquico. Todos utilizan todo y lo cuidan de manera colectiva. Mientras la situación sea pacífica, la policía californiana no puede ingresar. Tom encuentra trabajo de inmediato en una granja. El dueño es el amable Sr. Thomas, quien lamentablemente es extorsionado por el banco: solo puede pagar a los trabajadores 25 centavos; de lo contrario, anularán su crédito. Es él quien le revela a Tom que el sábado, durante el baile, provocarán un tiroteo en el campamento para que la policía tenga un motivo para ingresar en el terreno y ahuyentar a los odiados okies. Los habitantes no deben acostumbrarse por ningún motivo a ser tratados como personas; de lo contrario, se volverán respondones y terminarán por organizarse en sindicatos. Durante el baile, algunos hombres logran evitar lo peor. Cuando unos camorreros quieren iniciar una golpiza, son descubiertos y expulsados. La policía está fuertemente armada en la entrada del campamento, pero no tiene motivos para actuar.

La huelga en el rancho Hooper

Un mes más tarde, los Joad han gastado todo su dinero y no hay trabajo en puerta. La señora Joad ya no soporta ver cómo sus hijos enferman por el hambre y exige que se vuelvan a poner en camino, aunque no sepan dónde hay trabajo. Los hombres no quieren abandonar la gente amigable y el campamento seguro, pero respetan el deseo de la madre. En el camino, se ofrecen como recolectores de duraznos en el rancho Hooper. Al llegar, un grupo de policías armados los hace pasar entre una masa iracunda de trabajadores y los alberga en barracas inmundas.

Y, Dios mío, madre, vendrá un tiempo en el que uno solo podrá conservar su decencia si le pega a uno de estos policías en la mandíbula. Es que ellos quieren quitarnos nuestra decencia”.

Por cada cajón de duraznos solo reciben cinco centavos. Por la noche, los Joad apenas han logrado reunir suficiente dinero como para que la madre compre comida para todos. Tom se escabulle detrás de la guardia y se encuentra fuera del campamento con un grupo de antiguos recolectores de duraznos a los que solo les pagaban 2.5 centavos por cajón y que, por ello, iniciaron una huelga. El líder de los trabajadores resulta ser Jim Casy, que ha sido liberado de la cárcel. Él le explica a Tom que en la granja abusan de los trabajadores, que se les acusa de huelguistas y que ellos pronto también recibirán solo 2.5 centavos por cajón. Antes de que Tom pueda ponerse en camino para llevar la noticia al campamento, el grupo es atacado por la policía. Casy es abatido brutalmente y queda en el suelo con la cabeza partida. Invadido por la furia, Tom mata a un policía, pero también recibe un golpe antes de poder huir hacia las barracas. Puesto que ahora lo buscan y con su rostro lastimado representa un peligro para la familia, les ofrece separarse del resto. Sin embargo, para la madre es más importante conservar la unión de la familia. Los Joad ocultan a Tom en el camión, debajo de los colchones, y se marchan.

Leche para el moribundo

Pronto, los Joad consiguen trabajo en un campo algodonero. Mientras la familia vive en un viejo vagón de carga, Tom se esconde debajo de un puente. Quiere esperar hasta que la herida en su rostro haya sanado y no llame la atención a simple vista. Por un tiempo, la familia cuenta con un ingreso y puede comprar comida y ropas nuevas. No obstante, la pequeña Ruthie se pelea con otros niños y, ufana de tener un hermano que ha matado a dos hombres, revela, además, que se oculta en las inmediaciones. La madre busca a Tom para advertirle de lo sucedido y juntos deciden que es hora de que huya en forma definitiva. Puesto que de todos modos lo perseguirán como a un criminal, quiere continuar con el trabajo de Jim Casy y tratar de lograr la unión de los trabajadores.

Ya sabes, seguiremos vivos cuando otros ya se hayan ido. Somos gente que vive. No nos pueden destruir. Tom, somos las verdaderas personas, seguimos viviendo”.

Llega el invierno. Las lluvias inundan las tierras. La situación de muchos refugiados, que en su mayoría vive en carpas, se torna cada vez más catastrófica. Puesto que durante el invierno no se necesitan trabajadores en los campos, no hay trabajo y, por lo tanto, tampoco hay nada para comer. La gente pasa hambre o intenta robar alimentos y la policía les dispara. Rose von Sharon se resfría y la fiebre inicia las contracciones. Mientras ella pasa por un parto largo y difícil, los hombres tratan de crear un dique para proteger el vagón de la creciente del arroyo. Lamentablemente, el dique no logra contener la corriente y se rompe. El hijo de Rose von Sharon nace muerto. El tío John toma el cuerpo del niño y lo deposita en el agua para que la corriente lo arrastre. Cuando el agua sube hasta el vagón, los Joad se ponen en camino. Vadean las corrientes y logran albergarse en un establo. Allí se encuentran con un hombre que está muriendo de hambre. Solo hay una posibilidad de ayudarle: Rose von Sharon le permite mamar de su pecho.

Acerca del texto

Estructura y estilo

La mitad de los capítulos de Las uvas de la ira describen el destino de la familia Joad. Estos pasajes están narrados desde la perspectiva de un narrador omnisciente que describe con gran simpatía y sensibilidad las preocupaciones, las penurias y también las pocas alegrías de la familia. Con el discurso de sus personajes, Steinbeck logra reproducir de modo realista el tono de los sencillos campesinos. Los capítulos de la familia Joad en los que la trama avanza, se ven interrumpidos por 16 segmentos breves. En estos capítulos intermedios, Steinbeck presenta el destino de cada uno de los Joad en un contexto social más amplio. Para ello, recurre a diferentes formas literarias: así, por ejemplo, al comienzo de la novela, narra la excursión llena de peripecias de una tortuga y con ello adelanta la odisea de los Joad. Poco después describe, con tono bíblico, la migración masiva de los granjeros sin hogar y más tarde utiliza un gesto periodístico-documental para denunciar los efectos fatales del capitalismo en Estados Unidos. Steinbeck traza un vínculo entre las cosas más pequeñas y las más grandes: describe de igual modo al ratón en el campo que las convulsiones sociales de los años 1930 en Estados Unidos.

Enfoques interpretativos

  • Esta es una novela de migrantes. El viaje de los Joad es comparado con el avance lento pero incansable de la tortuga. Esto simboliza el tenaz instinto de supervivencia de los hombres simples, a los que Steinbeck describe como moralmente íntegros.
  • Con su novela, Steinbeck emprende una denuncia social en contra del capitalismo. Su descripción de la indignante situación en Estados Unidos no es un invento: el libro se basa en las profundas investigaciones que el autor realizó en campamentos de refugiados.
  • El título de la novela es una cita de The Battle Hymn of the Republic, una canción patriótica estadounidense y, al mismo tiempo, es una referencia al Apocalipsis del Nuevo Testamento. En la novela de Steinbeck, la ira de Dios se refleja en la ira y la desesperación de las personas en cuyos corazones “crecen los frutos de la ira y se vuelven más y más pesados, hasta que están listos para su cosecha”.
  • Al final de la novela aparece otra referencia bíblica. La última escena es una remembranza de la representación de la madre de Dios con el cuerpo de Cristo en su regazo. Rose von Sharon, cuyo propio hijo murió, le da el pecho al hombre hambriento. Este gesto está cargado de simbolismo: luego de que los Joad experimentan la amarga lucha cargada de rencor entre los trabajadores, y después de perder a varios miembros de su familia, deben reconocer que hasta en su miseria más dura, los humanos no pueden perder su capacidad de amar al prójimo y de sentir compasión.
  • El marco filosófico de la novela es el trascendentalismo, y hace especial hincapié en el concepto de alma del mundo. Para Steinbeck, los humanos son responsables de sus acciones. Ellos no se preocupan por los objetivos a futuro, sino que se ocupan de los problemas del presente. Lo divino está en la solidaridad con los otros. Esta perspectiva filosófica es la que representa el antiguo sacerdote, Jim Casy, a través del cual Steinbeck da voz a sus propias ideas.

Antecedentes históricos

La Gran Depresión

En los años 1930, muchas regiones de Estados Unidos se vieron asediadas por la sequía. Las zonas más afectadas fueron los territorios de las grandes planicies: Oklahoma, Texas, Kansas, Colorado, Nuevo México, Nebraska y Dakota del Sur. Puesto que, durante la colonización de estos territorios, se eliminó todo el pasto de las praderas, las tormentas de viento arrastraban el suelo reseco. Especialmente entre 1935 y 1938, la tierra se transformó en un desierto de polvo que recibió el nombre de Dust Bowl (tazón de polvo). Las plantaciones de verduras, maíz y algodón se volvieron inviables. Muchos granjeros agotaron sus reservas financieras y abandonaron sus tierras en busca de trabajo en California.

Al mismo tiempo, desde la caída de la bolsa en octubre de 1929, Estados Unidos estaba sumido en una profunda crisis económica, la Gran Depresión. En 1932, aproximadamente el 25% de la población estaba desempleada. Para combatir la pobreza generalizada, el presidente Franklin D. Roosevelt introdujo una serie de reformas económicas y sociales, que ingresaron a la historia como el New Deal. Así, por ejemplo, se introdujo la vigilancia de la bolsa de comercio, la pensión estatal y el seguro de desempleo. Además, se fomentó el trabajo de muchos artistas dedicados a proyectos documentales y de crítica social. Las fotografías de Dorothea Lange son internacionalmente conocidas y podrían funcionar como ilustraciones de la novela de Steinbeck.

Origen

Ya en su novela de 1936, Los vagabundos de la cosecha, John Steinbeck describe las huelgas de los recolectores de fruta en California. El autor conservó su compromiso con la gente sencilla: en octubre de 1936 aceptó el encargo del San Francisco News para escribir una serie de artículos sobre el destino de los trabajadores que emigraban del desierto de polvo de Oklahoma hacia el oeste. Las profundas investigaciones que Steinbeck utilizó para la preparación de los artículos le sirvieron como base para escribir Las uvas de la ira.

Steinbeck fue testigo directo de las condiciones de vida de los granjeros migrantes. Visitó plantaciones frutales en California y los campamentos en los que los trabajadores eran acogidos. Uno de los campamentos que Steinbeck estudió con especial detenimiento fue el Arvin Federal Government Camp, en el distrito californiano de Weedpatch. Steinbeck tenía una relación amistosa con Tom Collins, el administrador del campamento, y podía desplazarse libremente sobre el terreno. Además, tenía acceso a los informes de trabajo del Consejo Directivo del campamento, lo que le permitió incorporar descripciones de personas y hechos reales a su novela.

Steinbeck se mostró muy agradecido con Tom Collins por la gran cantidad de material que le suministró. Su novela está precedida por una dedicatoria a su amigo y, además, le erigió un monumento literario: en Las uvas de la ira, la familia Joad encuentra en el campamento público un administrador comprometido de buen corazón, cuyo modelo es Tom Collins.

Influencia

Tras su publicación en 1939, Las uvas de la ira se convirtió en un éxito de ventas. Solo durante el primer año se vendieron casi 500.000 ejemplares. Sin embargo, algunos sectores de la opinión pública se negaron a aceptar como reales las situaciones descritas por el autor. ¿Cómo podía ser posible que los trabajadores libres de Estados Unidos, el país de las infinitas posibilidades, fueran esclavizados? Los grandes terratenientes, cuya despiadada política salarial es considerada en la novela como la responsable de la miseria de los trabajadores migrantes, tampoco estaban contentos. La asociación californiana de agricultores logró imponer con éxito la prohibición del libro, y hasta 1972 su lectura estuvo prohibida en las escuelas de California, con la excusa del uso de lenguaje obsceno.

Sin embargo, no fue posible detener el increíble éxito de la obra. Después de que John Steinbeck obtuviera el premio Pulitzer en 1949 por Las uvas de la ira, la novela fue llevada al cine bajo la dirección de John Ford y con Henry Fonda en el papel protagónico. En 1962, el autor recibió el premio Nobel de Literatura, ocasión en la que el comité encargado de la selección destacó especialmente la calidad de la novela.

Hasta hoy, Las uvas de la ira ha vendido millones de ejemplares, lo que la ha convertido en una de las novelas estadounidenses más exitosas de todos los tiempos. Incluso, el rock se inspiró en la vitalidad rebelde de la obra: en 1995, Bruce Springsteen le dedicó a Steinbeck la canción The Ghost of Tom Joad y el álbum homónimo, en el que critica la precaria situación social en Estados Unidos.

Sobre el autor

John Steinbeck nació el 27 de febrero de 1902 en Salinas, California, en el seno de una familia de origen germano-irlandesa. En 1919, se registró en la universidad élite de Stanford, en San Francisco, con la intención de estudiar literatura y periodismo, pero la vida estudiantil no era para él. Más importante le resultaban los trabajos ocasionales con los que lograba financiar sus estudios. Como muchos de sus personajes, trabajó como granjero, constructor y empleado fabril. Para poder vivir como escritor independiente, en 1925 interrumpió sus estudios y se mudó a Nueva York, aunque pronto regresó a California.Sus tres primeras novelas fueron ignoradas por la crítica y el público. Su novela picaresca Tortilla Flat, publicada en 1935, lo puso en escena. A partir de entonces, Steinbeck comenzó a trabajar como periodista encargado de describir el destino de los trabajadores migrantes durante la Gran Depresión. Sus impresiones de la época se tradujeron en dos de sus novelas De hombres y ratones (Of Mice and Men, 1937) y Las uvas de la ira (The Grapes of Wrath, 1939). Esta última se convirtió en un éxito rotundo y volvió a Steinbeck en el autor más famoso del país. Debido a la crítica al capitalismo expresada en el libro, el sector conservador lo tildó de comunista. Durante la Segunda Guerra Mundial, Steinbeck trabajó como reportero de guerra en Italia. Años más tarde, viajó por Europa, el norte de África y Rusia. Con la novela Al este del Edén (East of Eden, 1952) consiguió un nuevo éxito. Para ese momento, Steinbeck iba por su tercer matrimonio y viajaba por Estados Unidos con su perro Charley, en un pequeño camión adaptado. Al respecto, escribió una serie de artículos que publicó en 1962 bajo el título de El viaje con Charley (Travels with Charley). Ese mismo año recibió el premio Nobel de Literatura. Falleció en Nueva York, el 20 de diciembre de 1968, víctima de una falla cardiaca.


Este resumen de clásico de la literatura ha sido compartido con usted por getAbstract.

Localizamos, evaluamos y resumimos conocimiento relevante para ayudar a las personas a tomar mejores decisiones en los negocios y en su vida privada.

Para usted
Encuentre su próximo libro favorito con getAbstract. Ver el precio >>
Para su empresa
Manténgase al día con las tendencias emergentes en menos tiempo. Aprenda más >>
Estudiantes
Estamos comprometidos a ayudar a los #NextGenLeaders. Ver precios >>

Canales relacionados

Comentarios sobre este resumen