Resumen de Los cuentos de las mil y una noches

¿Busca el libro?
¡Tenemos el resumen! Obtenga la información clave en 10 minutos.

Los cuentos de las mil y una noches resumen de libro

Clásico de la literatura

  • Cuento de hadas
  • Antigüedad

De qué se trata

Mil y una noches, mil y un cuentos

Alfombras voladoras, genios de botella y encantadoras damas del harén, Alí Babá, Aladino y Simbad, incluso los que nunca han leído el libro conocen el mundo de cuentos de hadas de Los cuentos de las mil y una noches. Especialmente famosa es la historia marco del celoso y vengativo rey Schariar, que asesinó a una mujer tras otra después de la noche de bodas y que solo es engañado por la astuta Sherezada. Noche tras noche, ella le cuenta una historia que siempre interrumpe al amanecer, así que el rey quiere escuchar la continuación y deja vivir a la joven. No existe un solo autor de la obra de casi 5.000 páginas. La colección ha ido aumentando a lo largo de los siglos y continuamente cambia. La imagen occidental de Oriente ha recibido una gran influencia de esta obra.

Ideas fundamentales

  • Los cuentos de las mil y una noches es una gran colección de cuentos de hadas, cuentos y anécdotas de Oriente.
  • Las historias se encuentran enmarcadas dentro de un argumento marco en torno al rey Schariar y la astuta Sherezada.
  • Contenido: después de haber sido engañado por su esposa, el rey se casa cada noche con una virgen, duerme con ella y luego la mata. La doncella Sherezada quiere acabar con los asesinatos. Sobrevive contándole historias al rey durante 1.001 noches. Por la mañana interrumpe su relato, así que el rey siente curiosidad por la continuación y la deja vivir. Al final, Sherezada le dio tres hijos al rey y lo curó de su ira. Él jura que no matará a más mujeres.
  • Entre las historias más famosas se cuentan Aladino y la lámpara maravillosa, Alí Babá y los cuarenta ladrones y Simbad el marino.
  • La colección no proviene de un solo autor, sino que se fue recopilando poco a poco a lo largo de los siglos.
  • Una versión de la obra ya se conocía en el siglo VIII. Su origen está en India.
  • Alrededor de 1700, el orientalista francés Antoine Galland descubrió un manuscrito sirio en el que la acción se interrumpe después de la noche 282.
  • La publicación tuvo tal éxito que Galland recolectó y agregó más historias.
  • Como ningún otro libro, Las mil y una noches, como suele llamarse a la colección, ha dado forma en Europa a la imagen romántica de los cuentos de hadas de Oriente.

Resumen

El rey Schariar y la astuta Sherezada

El rey Schariar gobierna felizmente su reino de una isla que se encuentra entre India y China. Pero cuando una noche encuentra en la cama a su esposa con un esclavo, enfurece. Le corta la cabeza y, a partir de ese momento, hace que su visir le traiga cada noche una virgen, con la que se casa, la desflora y luego la mata. Schariar piensa que esa es la única manera en la que puede estar seguro de que nunca más será engañado. Pero, después de tres años, las vírgenes abandonan el reino y el visir, desesperado, tiene que darle a su propia hija, Sherezada. Después de que Schariar se acuesta con ella, la astuta Sherezada empieza a contarle historias que interrumpe por la mañana en un punto especialmente emocionante, así que el rey quiere escuchar la continuación y le salva la vida. Así transcurren 1.001 noches. Algunas de las historias más bellas y famosas son las siguientes:

La historia del pescador y el demonio

Un pescador pobre saca una botella del mar y la abre. Como una nube de humo, de ella surge un demonio que, como él dice, estuvo encerrado en la botella durante 1.800 años. En venganza, quiere castigar al pescador con la muerte. Pero él le pregunta astutamente cómo es posible que el demonio haya cabido en la botella. Entonces, el genio, que mientras tanto se había convertido en carne, se vuelve a convertir en humo y regresa a la botella, y el pescador rápidamente la tapa con una cápsula de plomo.

“¡Alabado sea Aquel que ha hecho que las historias de los antiguos sean un ejemplo de advertencia para las generaciones posteriores”!

Ahora, el genio se lamenta: si el pescador lo libera, en el futuro solo hará el bien. El pescador lo hace, pero antes le cuenta al genio la historia del desagradecido rey Yunán, al que un hombre sabio lo curó, pero el rey lo mata y, en castigo, también él muere.

Otra vez en libertad, el demonio está agradecido. Lleva al pescador a un lago donde nadan peces rojos, blancos, azules y amarillos. El pescador debe llevarle al sultán un pez de cada color. Así lo hace. Cuando se fríen los peces en el palacio, de pronto se parte una pared y sale una joven adornada con las piedras preciosas más costosas, intercambia palabras enigmáticas con los peces y vuelve a desaparecer. El sultán quiere llegar al fondo del milagro y se dirige al lago.

“Por eso regresó y fue a su castillo; ahí encontró a su mujer descansando en sus aposentos mientras mantenía abrazado a un esclavo negro””.

Mientras camina por una zona que no conoce, descubre un palacio abandonado y en él a un príncipe que ha sido convertido en piedra por su esposa infiel. Los peces del lago son sus antiguos súbditos: los blancos son los musulmanes; los rojos, los adoradores del fuego; los azules, los cristianos y, los amarillos, los judíos. El sultán encuentra a la esposa y la hace que reconvierta al príncipe y a sus seguidores. Él hace que el pescador se vuelva rico.

La historia de Aladino y la lámpara maravillosa

El hijo de un sastre y medio huérfano, Aladino, es llevado por un derviche moro a una cámara subterránea del tesoro de la cual debe traer una lámpara maravillosa. La encuentra al final de la cueva en un jardín lleno de piedras preciosas. En el camino de regreso, Aladino trae tantos diamantes que no puede sacar la lámpara de la cueva de inmediato. El derviche, que solo está tras la lámpara, se enoja, cierra la cueva y abandona al joven a su suerte. Pero Aladino logra liberarse y descubre que, dentro de la lámpara maravillosa, se esconde un genio que cumple todos los deseos de su dueño.

“A partir de entonces, pedía que le llevaran una doncella todas las noches; tomaba a la doncella y luego la mataba para asegurar su honor y así siguió haciéndolo durante tres años””.

Al volver a casa, se enamora de la princesa Badrulbudur. Le envía los diamantes al sultán y le ordena al genio que construya un palacio de cuentos de hadas para la princesa. El sultán está impresionado y le da su hija a Aladino como esposa.

Cuando el derviche se entera de que Aladino no murió de hambre en la cueva, se hace pasar por un mercader y le sonsaca con engaños la lámpara maravillosa a la princesa ignorante. Como ahora puede mandar al genio de la botella, se lleva a la princesa con todo y su castillo a África. Aladino los sigue y entonces le cuenta a su esposa sobre el poder de la lámpara. La princesa le hace creer al derviche que se enamoró de él y vierte veneno en su vino, para que Aladino pueda decapitarlo con su espada. La pareja hace que el genio los lleve a casa y ahí viven felices.

Ali Babá y los cuarenta ladrones

El leñador Ali Babá observa en las montañas a 40 ladrones que van a una cueva, abren una puerta mágica, dejan caer su tesoro y vuelven a desaparecer. Incluso puede escuchar su conjuro: “¡Ábrete, Sésamo!” Ali Babá dice las palabras, carga su burro con tanto oro como puede llevar y regresa a casa con su esposa. Ella, imprudentemente, le pide prestada a su cuñada un medidor de arrobas para contar el dinero. Una pieza de oro se queda en el medidor y Ali Babá tiene que contarle el descubrimiento a su hermano Kassim. Entonces, el propio Kassim cabalga hacia la cueva del tesoro, entra y, en su avaricia, olvida el conjuro. La puerta se cierra y queda atrapado en la cueva. Cuando llegan los 40 ladrones, lo descuartizan. Al día siguiente, Ali Babá saca de la cueva los trozos del cuerpo de su hermano y hace que Mustafá, un sastre, los una para ocultar la muerte violenta de Kassim y preservar el secreto de la cueva.

“Entonces el rey pensó: ‘¡Por Alá! No la mataré hasta que haya oído el final de su historia, porque en verdad, es maravillosa’””.

Como el cuerpo de Kassim ha desaparecido de la cueva, los ladrones saben que alguien más conoce su escondite. Uno de ellos habla por casualidad con el sastre, así que pronto toda la banda se entera de Ali Babá. El jefe de los ladrones ordena a sus hombres que se escondan en las tinajas de aceite, él mismo se hace pasar por comerciante y consigue que lo inviten a hospedarse junto con sus bienes en casa de Ali Babá. Solo porque la astuta doncella Morgiana se queda sin aceite y examina con más atención las tinajas, se descubre el embuste. Toma una tinaja que el jefe de los ladrones había llenado de aceite como camuflaje, la pone a hervir y escalda a los ladrones hasta que mueren. En agradecimiento, Ali Babá le da a su hijo como marido y todos viven felices de los tesoros de la cueva.

La historia del caballo de ébano

El rey Sabur recibió de un sabio un caballo de ébano. “Puede volar”, le dice el sabio. Para probar el regalo, el príncipe monta el caballo, el cual se eleva y lo lleva lejos por el aire. Aterriza en el techo de un castillo en una ciudad extranjera, y se enamora de la hija del rey de ahí. Para demostrar que es digno como yerno, desafía a todo el ejército y alza el vuelo en su caballo mientras lo atacan 40.000 soldados. Más tarde, regresa a la ciudad. El rey extranjero no quiere entregar a su hija, así que el príncipe se la lleva al país de su padre. Ahí la deja de momento con el caballo, en un jardín.

“Su cabeza era como una cúpula; sus manos parecían rastrillos; sus piernas eran tan largas como mástiles y la boca tan ancha como una caverna; sus dientes parecían grandes piedras; sus fosas nasales, garrafas; sus ojos, dos lámparas, y su mirada era salvaje y tenebrosa””.

Mientras tanto, el rey Sabur no está contento por la desaparición de su hijo y ha expulsado al sabio de su corte. Este está enojado. Cuando descubre a la princesa con el caballo de madera en el jardín, se la lleva a Grecia. Ahí es delatado por la princesa con el rey griego para que lo azoten por su secuestro y lo envíen al calabozo. La princesa debe convertirse en la esposa del rey, pero enloquece para eludir su destino. Después de encontrarla tras una larga búsqueda en Grecia, el hijo del rey Sabur se disfraza de médico milagroso y explica que la princesa solo puede curarse si se le permite subir con él al caballo de madera una vez más. Su consejo es escuchado y los dos alzan el vuelo. De regreso en su hogar, se casan y el rey Sabur destruye el caballo.

La historia de Abul-Hassán o el dormido despierto

El califa Harún al-Raschid sufre de insomnio, por lo que se disfraza de noche y vaga por las calles de Bagdad sin ser reconocido por sus súbditos. En este acto, una noche es invitado a cenar por el disoluto Abul-Hassán. El califa echa un somnífero en el vino de su anfitrión, lo lleva al palacio y ordena a sus sirvientes que traten al disoluto como si se tratara del califa en persona. Al principio, Abdul casi no puede creer en su suerte, pero después gobierna sin darle más vueltas: hace que le lleven a su madre 100 dinares y que a su vecino lo saquen de la ciudad en un burro. Harún al-Raschid observa en secreto las intrigas y se divierte deliciosamente. Por la noche, hace que Abul-Hassán beba otro somnífero y ordena que lo devuelvan a su casa.

“El pescador gritó: ‘No, jamás te creeré hasta que no te vea con mis propios ojos’”. […] Sherezada notó que empezaba la mañana y detuvo el discurso”.

Cuando el durmiente despierta a la mañana siguiente, dice ser el califa de Bagdad y lo meten al manicomio durante diez días. Poco después, comienza a beber otra vez e invita a su casa nuevamente al califa disfrazado. De nuevo, el califa echa un somnífero en el vino y lo vuelve a llevar como califa al palacio. Cuando Abul-Hassán se despierta rodeado de cantantes y esclavas, esta vez quiere comprobar si está soñando y hace que un mameluco le muerda la oreja. El califa, que observa la escena, casi se desmaya de la risa. Está tan agradecido por la diversión, que admite al disoluto en la corte y le da a la tesorera Caña-de-Azúcar como esposa.

“De inmediato el genio apareció ante él y habló: ‘Pide lo que desees, porque yo soy tu siervo, el siervo del que tenga esta lámpara en la mano, ¡yo y todos los siervos de la lámpara!’””.

A continuación, Abul-Hassán se desquita del califa mediante una jugarreta. Primero finge estar muerto y envía a Caña-de-Azúcar con su señora Zubaida para lamentar su fallecimiento. Luego Caña-de-Azúcar finge estar muerta y Abul llora su pérdida con el califa. Por la noche, el califa y su señora se encuentran y discuten intensamente sobre quién murió y quién no. Incluso hacen una apuesta, pero no pueden decidirla, porque en el dormitorio encuentran tanto a Abul como a Caña-de-Azúcar, supuestamente muertos. El califa desesperado grita que quien pueda decirle quién murió primero recibirá 1.000 dinares. Entonces Abu se pone de pie, le responde “¡Yo!” y se embolsa el dinero. También Caña-de-Azúcar vuelve a la vida y recibe la misma cantidad de su señora alegremente sorprendida.

La historia de Simbad el marino

Después de que el comerciante Simbad despilfarró casi todos sus bienes, se sube a un barco y navega por los mares. Un día, parte de la tripulación desembarca en una hermosa isla paradisíaca, pero pronto resulta ser un enorme pez. Cuando los marineros encienden una fogata en su espalda colorida, el pez se despierta y se sumerge. Simbad flota en un barril de madera sobre el mar y es arrastrado a la playa de una isla. Ahí está una yegua blanca. Resulta que le pertenece a un caballerizo que, con el precioso animal, quiere atraer fuera del mar a un caballo semental marino y criar valiosos caballos mestizos. El caballerizo lleva a Simbad con su amo, el rey Mihraján, a cuyo puerto pronto llega casualmente el barco de Bagdad del que Simbad había desembarcado en el pez. En la corte del rey Miharaján, Simbad es ampliamente recompensado por el relato de sus historias de aventuras y regresa adinerado a Bagdad.

“Gritó: ‘¡Cebada, ábrete!’, pero la puerta no se abrió. Luego gritó: ‘¡Trigo, ábrete!’, pero la puerta no se movió. Y después gritó: ‘¡Garbanzo, ábrete!’, pero la puerta permaneció cerrada, tal como estaba””.

Durante un segundo viaje, sus camaradas dejan a Simbad olvidado en una isla deshabitada. Descubre una enorme cúpula blanca… que resulta ser el huevo de un ave aún mucho más grande. Cuando se prepara para incubar, Simbad ata su turbante a una pata del animal y vuela con él a otra isla. Allí descubre un valle cubierto de diamantes, pero custodiado por serpientes del tamaño de una palmera. Desde una montaña, los mercaderes arrojaban al valle enormes trozos de carne, en los que se adherían los diamantes y luego enormes águilas los sacaban de donde estaban las serpientes y los llevaban donde los mercaderes. Simbad se ata a uno de los trozos de carne y, cargado de grandes diamantes, se deja llevar a un sitio seguro.

“Cuando el príncipe hubo hecho eso, he aquí que el caballo se movió y voló con el príncipe hacia arriba hasta las nubes del cielo, y siguió volando hasta que desapareció de la vista””.

En otro viaje, Simbad llega a una isla donde los hombres montan a caballo sin silla. Simbad cose una silla de montar para el rey, quien está tan entusiasmado por este invento que, en agradecimiento, le entrega a una hermosa mujer para que se case. Simbad vive feliz en la isla, pero un día se entera de una extraña costumbre: si uno de los cónyuges de un matrimonio muere, junto con el cuerpo y siete raciones diarias de pan y agua, hacen descender al otro a una tumba y lo abandonan a su suerte. Sucede lo que tenía que suceder: la esposa de Simbad enferma y muere y, efectivamente, también a él lo encierran en el agujero. Mata a golpes a los señalados por la muerte que bajan a donde él está y sobrevive gracias a sus provisiones hasta que, finalmente, un animal le señala el camino para salir del agujero. Solo después de su último viaje –en el que logra escapar de los endemoniados hombres pájaro– Simbad renuncia a andar de trotamundos y se establece definitivamente en Bagdad.

Final de la historia de Schariar y Sherezada

Así, Sherezada ha entretenido al rey con sus historias durante 1.001 noches. Dio a luz tres hijos durante ese tiempo y ahora los trae consigo para mostrárselos al rey. Él tiene que perdonarla por los niños y eximirla de la muerte. El rey estrecha a los niños contra su pecho y llora. Luego libera a Sherezada y le agradece haberlo curado de su ira.

Acerca del texto

Estructura y estilo

El libro sigue en su ritmo la tenacidad con la que Sherezada interrumpe su narración de nuevo: siempre con la misma frase se señala que la narradora se detiene y ha pasado una noche más. Las historias individuales difícilmente podrían ser más diferentes. Hay cuentos de hadas y leyendas religiosas, historias de amor y relatos históricos, cuentos largos, pero también anécdotas breves, narraciones humorísticas, así como poemas entretejidos. La historia más corta ni siquiera llena una página, mientras que la historia de Aladino y la lámpara maravillosa abarca, más o menos, unas 40.000 palabras. La anidación del texto va más allá del esquema de “trama marco con narraciones internas”; con frecuencia, dentro de las historias se encuentran otras historias que, a su vez, pueden ramificarse en otras historias secundarias. Los textos escritos originalmente en prosa rimada, una forma popular de la literatura persa, han conservado algo de su estilo florido incluso en las traducciones. Las descripciones fabulosas impregnadas de colorido y las invocaciones estereotipadas de Alá le confieren a la narración ese colorido oriental que contribuye bastante a su encanto.

Planteamientos de interpretación

  • El ejemplo del rey demuestra el poder curativo de la fantasía y las historias. Después de que Schariar se siente tan humillado en su masculinidad por el adulterio de su esposa que, en lo sucesivo, se convierte en asesino de todas las mujeres, Sherezada puede liberarlo de su ira patológica mediante su inagotable capacidad de contar cuentos.
  • En cuanto al contenido, las historias tratan diferentes temas como el amor y la muerte, el destino y la felicidad, y cuestiones mundanas y espirituales. Es notable que muchos personajes se presentan en una versión positiva y una negativa: el rey tiránico y justo, el demonio peligroso y servicial, y demás. Por consiguiente, también se trata de una orientación moral: la gente de Las mil y una noches tiene que orientarse en un mundo en el que existen tanto el bien como el mal.
  • Un tema recurrente es la superioridad secreta de la mujer. A menudo, las mujeres, como esclavas o damas del harén, para bien o para mal, están a merced de su amo. Pero, mediante fuerza interior y astucia, logran escapar de su miseria o al menos –como Sherezada– logran salvar sus vidas.
  • En muchos lugares, se puede sentir el duro procesamiento del original árabe por parte de los traductores europeos. No solo se desactivan con frecuencia los pasajes escandalosos en términos de idioma o de contenido, sino que también la sociedad se presenta con colorido europeo. Así, la jerarquía en el palacio del califa corresponde más o menos al orden de la corte real francesa.
  • A lo largo de los siglos, parece haber cambiado la comprensión del suspenso: a menudo, Sherezada interrumpe su narración en un momento emocionante relacionado con la vida o la muerte del héroe; pero de vez en cuando sostiene un largo discurso filosófico o una descripción sencilla, por lo cual la tensión del rey, que le regala un día más, es difícilmente comprensible para el lector actual.

Antecedentes históricos

El fabuloso califa de Bagdad

Uno de los personajes históricos auténticos que aparece en varios de los Cuentos de las mil y una noches es Harún al-Raschid, que nació en 763 d. de C. en Rayy, cerca del actual Teherán. Harún pertenecía a la dinastía abasí que desde 750 había tomado el control de la comunidad musulmana de los omeyas. Durante su reinado como califa de Bagdad (768-809), el gran imperio islámico floreció y se extendió desde el norte de África a través de toda la parte suroeste del continente asiático hasta la frontera con China.

Las florecientes relaciones comerciales con India, China y Europa dieron lugar a una gran prosperidad, se construyeron innumerables palacios, se crearon grandes mercados y barrios residenciales cada vez más nuevos. Bajo el reinado de Harún, Bagdad se convirtió en la ciudad de cuentos de hadas descrita en Las mil y una noches: brillaba con pompa y riqueza y era, al mismo tiempo, un centro de cultura y ciencia. Incluso Harún al-Raschid estuvo en contacto con su contemporáneo Carlomagno, del lejano reino de los francos. Intercambió con él varias legaciones e incluso, en 801, le envió a Aquisgrán, un elefante vivo que, según la leyenda, había sido blanco como la nieve.

Origen

Ya para los lectores árabes del siglo VIII, la colección de historias tenía un estilo oriental exótico: su origen está en India, aun cuando no existe ningún manuscrito de esa época. Traducida primero al persa y luego al árabe, la colección suelta fue complementada por los traductores con cuentos populares locales y el colorido islámico. En el siglo X, por primera vez, un librero de Bagdad menciona un libro árabe titulado Alf Laila (“Mil noches”). En realidad, el número en el título significaba literalmente menos en ese momento, pero se había seleccionado por el sonido redondo, solo debía indicar una gran cantidad de cuentos de hadas. Un manuscrito de origen sirio del siglo XV contiene 282 noches y es considerado como la versión original árabe. Este manuscrito se conserva hoy día en la Biblioteca Nacional francesa, en París.

El orientalista y arqueólogo francés Antoine Galland es el descubridor de este manuscrito. Su traducción del texto fue un éxito arrollador en 1704 en Francia, por lo que Galland intentó adaptar el volumen del libro al número del título y publicó más tomos. Su trabajo fue, por tanto, mucho más allá de su pura labor como traductor. Añadió al texto original cada vez más cuentos de hadas que recopiló de las tradiciones orales y escritas del mundo árabe. La consecuencia fue una marcada moda oriental y la búsqueda emocionada de un manuscrito original integral de 1.001 noches. Los eruditos ingleses corrían por las calles de las ciudades árabes gritando “¡Alf laila, alf Laila!” y, de hecho, reunieron más historias.

El origen de algunas de las historias más famosas, como Aladino o Ali Babá, hasta la fecha no está claro. Precisamente estos dos cuentos de hadas nunca se encontraron en una versión árabe original, por lo que se puede suponer que estas historias son de origen europeo y quizá escritas incluso por el propio Antoine Galland. La traducción al alemán más conocida se debe al orientalista alemán Enno Littmann, quien publicó entre 1921 y 1928 Los cuentos de las mil y una noches en seis tomos en casi 5.000 páginas. Littmann apaciguó el crudo lenguaje de algunos pasajes del texto original y eliminó las escenas eróticas explícitas.

Historia de la influencia de la obra

En el mercado europeo del libro, Los cuentos de las mil y una noches ha sido un éxito editorial permanente, desde su primera traducción al francés. Existen ediciones de varios volúmenes en cuero, así como delgados libros de bolsillo y ediciones completas conforme al original. También existen pequeñas colecciones que contienen solo los cuentos más conocidos como Aladino y Simbad, solo las historias eróticas, o una selección especialmente revisada para niños.

En el mundo árabe, donde los cuentos de hadas han sido parte de la cultura cotidiana durante siglos, el valor artístico de las historias no siempre ha sido indiscutible. Entre los eruditos dogmáticos, el texto fue considerado inmoral y disoluto, y un tribunal egipcio confiscó en 1985 una versión no censurada del libro. Sin embargo, la marcha triunfal de la fascinante colección de cuentos de hadas no se puede detener en ningún lugar del mundo. Mientras que, durante siglos, el texto ha determinado la imagen de Oriente de los lectores europeos, a la inversa, las adiciones de los autores occidentales fueron posteriormente traducidas al árabe y leídas por la gente de esa región.

También hay varias películas, entre ellas, una de Pier Paolo Pasolini. Además, existe una colección persa de cuentos de hadas llamada Mil y un días, pero no es tan popular como su contraparte nocturna.

Sobre el autor

A Los cuentos de las mil y una noches han contribuido autores de diversos países y épocas. El principio de intercalación, en el que la narración marco y las historias secundarias están constantemente relacionadas, es típico de la tradición narrativa de los primeros indios. El tema fundamental de posponer el desastre inminente mediante la narración de historias también es de origen indio. Para los habitantes del Irán preislámico, la cultura india tenía el encanto de lo exótico. Por esta razón, las historias se tradujeron al persa y se ampliaron, además, con episodios propios. A partir del siglo VIII d. de C., las historias se tradujeron al árabe y se islamizaron, es decir, con fórmulas islámicas y citas tales como las constantes invocaciones de Alá. Aproximadamente en esa época, surgen los primeros manuscritos extensos, que ya no existen en la actualidad, pero cuya existencia está comprobada. La colección siguió creciendo y cambiando. Muchas de las historias que se desarrollan en Bagdad y hablan del califa Harún al-Raschid surgieron desde el siglo X al XII. Por otra parte, el material egipcio, que contiene historias más bien fantásticas, se agregó del siglo XIII al XVI. En Europa, las primeras partes de la colección aparecieron desde 1400, y la obra logró gran popularidad a partir de 1704 con la traducción al francés de Antoine Galland. El libro fue traducido anónimamente al inglés en 1706 y, al alemán, por August Ernst Zinserling en 1823, en las que los traductores se mantuvieron fieles a la tradición del texto y este siguió cambiando a través de revisiones y adiciones hasta que, finalmente, en el siglo XX, apareció la versión que se conoce en la actualidad. El presente resumen se basó en la traducción del orientalista de Tubinga Enno Littmann que, a su vez, se basó en la edición de 1839 de la edición impresa en árabe en India.


Este resumen de clásico de la literatura ha sido compartido con usted por getAbstract.

Localizamos, evaluamos y resumimos conocimiento relevante para ayudar a las personas a tomar mejores decisiones en los negocios y en su vida privada.

Para usted
Encuentre su próximo libro favorito con getAbstract. Ver el precio >>
Para su empresa
Manténgase al día con las tendencias emergentes en menos tiempo. Aprenda más >>
Estudiantes
Estamos comprometidos a ayudar a los #NextGenLeaders. Ver precios >>

Comentarios sobre este resumen

Más sobre esto

Canales relacionados